Atrás quedan una operación, 8 meses de tratamiento y días en que ni podía caminar.

Redacción thechampionsvoice.com

Yohanna Alonso acaba de ganar el título de campeona de España de muay thai en la categoría de -67 kg., relegando a Ana Castelló (Comunidad Valenciana) al segundo puesto.

Sintomáticamente, Yohanna, guardia civil y deportista de élite de 36 años, se colgó el oro en Ponferrada, en el Polideportivo Lydia Valentín, al que le da nombre la mujer más fuerte del país con unas halteras de por medio.

Yohanna, nacida en Gijón pero leonesa a efectos de sentimiento, compitió por Andalucía, donde está destinada actualmente, y lució unas pulseras trenzadas en los brazos, a modo de posible amuleto de la suerte o recordatorio de que es una superviviente, una superviviente de lesiones de gravedad y ahora de un cáncer.

Ese triunfo en el Polideportivo Lydia Valentín es el triunfo de una mujer dedicada en cuerpo y alma a las víctimas de la violencia de género, que imparte clases de defensa personal gratuitas desde hace años, que lucha contra el maltrato animal y que da charlas para concienciar sobre el gran número de niñ@s en situación de riesgo o desamparo.

Lo hace porque quiere, por empatía y porque así se lo dicta el corazón.

También ha sido premiada por su labor solidaria como guardia civil más allá del deber.

En febrero Yohanna recibió la Medalla al Mérito Policial con distintivo blanco, en el marco del II Encuentro Nacional de Mujeres Policías, en Logroño, precisamente por su vertiente solidaria y compromiso más allá del mero deber.


Esa distinción y ese título de muay thai logrado semanas más tarde premian su condición de referente, aunque la mayor recompensa que pueda recibir es el cariño de las mujeres a las que ayuda desinteresadamente y el de su pareja, el actor granadino Antonio Velázquez, y de su familia, que han estado ahí cuando ha sido ella la que necesitaba ser arropada.

En declaraciones a Radio Marca León, La Leona ha hablado de su enfermedad, de un 2019 muy “duro, con unos ocho meses de tratamiento y una operación”.

Muay thai y mucho más: nadie da tanto a cambio de nada por las mujeres maltratadas.

El cáncer supuso “un parón brutal en mi vida personal y deportiva”, señaló y agregó que también los meses después la vuelta a la normalidad fueron “duros e intensos”, por el esfuerzo metido en los entrenamientos para poder volver a competir al máximo nivel.

Bicampeona del mundo de muay thai AITMA en 60 kg (2017 y 2018), Yoanna está de regreso, aunque en el fondo nunca se fue: no ha parado un solo momento de transmitir esa fuerza tan suya y que la convierte en una mujer deportista excepcional: ¿quién más da tanto a cambio de nada que no sea el bienestar ajeno?

“No me avergüenza estar enferma, no me avergüenza contarlo, no me avergüenza decir que pedí ayuda y que gracias a mi familia, mi ‘ratoncito’, amigos, compañeros de trabajo y de entrenamiento, equipo médico, equipo deportivo, psicólogo deportivo, etc., que gracias a ellos he conseguido sonreír cada día más que nunca y llevar a cabo toda la agenda prevista sin fallar a nada, aun habiendo días que los síntomas no quisieran dejarme ni siquiera caminar”, escribía en sus redes sociales.

En diciembre de 2018 revelaba que tenía cáncer, en 2020 está lista para engrandecer su palmarés.

FOTO: CAPTURAS @mujerygc