Después de Brasil también Japón se ha retirado de la lucha final por la organización del Mundial femenino de fútbol de 2023, el primero con participación de 32 selecciones nacionales.

La renuncia nipona deja solas, a solo tres días de que la FIFA elija al país sede del torneo que coja el relevo de Francia-2019, a las otras dos candidaturas todavía en liza, la doble de Australia-Nueve Zelanda y la de Colombia.

La propuesta de Australia-Nueva Zelanda obtuvo la nota más alta en la evaluación oficial y ahora es más favorita que nunca.

El peso de la COVID-2019

Japón, que sacó la segunda mejor puntuación, recuerda en un comunicado oficial que lleva desde 2007 queriendo albergar el Mundial femenino y destaca que, por la pandemia de la COVID-19, centrará sus esfuerzos en ayudar a salir adelante al #futfem local.

Quedan dos finalistas para la votación del 25 de junio: Colombia y Australia-NZ
Retiradas de la final: Brasil y Japón
Retiradas previamente: Sudáfrica, Argentina, Bolivia y Corea del Sur (con propuesta de partidos en Corea del Norte)
Candidatura fake: Bélgica

FOTO: PIXABAY