Las dos fueras de serie impartieron clases maestras por sorpresa de aqua gym y crossfit con ‘El Hormiguero’.

Estás en tu clase de aqua gym, dándolo todo, cuando de repente tu monitora dice que se tiene que ir por una urgencia, que ahora vendrá su sustituta. Y cuando aún te estás preguntando qué habrá pasado, aparece Ona Carbonell.

Estás en el gimnasio, en plena sesión de crossfit, cuando entra una mujer con paso decidido. “Hola, soy Lydia Valentín”, te confirma antes de ponerse a supervisar tus ejercicios, dedicándote un cañero “¿es tu primer día, verdad?” al ver cómo te fajas.

La nadadora artística fuera de serie, la campeona olímpica y del mundo de halterofilia y también el exciclista Alberto Contador actuaron como monitores sorpresa en el marco de un experimento de ‘El Hormiguero’, el popular programa televisivo presentado por Pablo Motos: cómo motivarían los tres a sus alumnos por un día y cómo reaccionarían estos.

Ona, que lleva “6 años” de su vida metida en la piscina, compartió el tema de Serrat con el que gana medallas.

“Voy a ser muy dura”, anunció Ona, “los buenos se quejan, los mejores se adaptan”. Y sus alucinados pupilos se fueron a casa con un claro mensaje instalado en la mente: “Cuando caemos, cuando los lesionamos, cuando no logramos el objetivo, nos levantamos con más fuerza y actitud”.

Además, Ona, de 29 años y nadadora mujer con más medallas mundialistas (23) de la historia, compartió el tema musical que inspira sus grandes éxitos, ‘Hoy puede ser un gran día’, de Joan Manuel Serrat, tú “plantéatelo así”.

Aparte, cuando una de sus discípulas quiso saber cuánto tiempo habrá pasado en el agua a lo largo de su carrera, Ona Carbonell dijo que “he hecho un cálculo y son unos 6 años” de su vida metida en la piscina.

Y si Ona encandiló en el DiR Diagonal de Barcelona, Lydia entró en acción en el Gym Reebok Sports Club La Finca de Pozuelo (Madrid).

¿Un remedio para las agujetas? “La cerveza”, reveló Lydia; aparte, recomienda hablar en tono firme a la barra.

“Dime lo que no te gusta y te diré lo que te falta”, recalcó mientras iba corriendo posturas y haciendo indicaciones para “una buena técnica” de levantamiento de pesas.

“Tú tienes que dominar la barra, no al revés. Le tienes que decir ‘vas a hacer lo que yo te diga’”, explicó e hizo hincapié en otra regla de oro: “El deporte de hoy es el médico que te ahorrarás mañana”.

Y hablando de médicos: uno le comentó que “la cerveza” es un buen remedio contra las agujetas. El alumno que había preguntado no daba crédito, siempre en un ambiente distendido y marcado por las chanzas de Lydia con sus sufridos discípulos.

FOTO: CAPTURAS @elhormiguero

Redacción thechampionsvoice.com