“Hicimos lo que nos pedían incluso aunque no queríamos. Y cuando ves que hasta el FBI estaba metido… es muy duro”.

Simone Biles, ganadora de 4 oros olímpicos en los Juegos de Río-2016, no ha podido reprimir las lágrimas al ser preguntada por los abusos sexuales por parte del médico Larry Nassar a gimnastas estadounidenses durante años sin que el Comité Olímpico o la Federación de gimnasia USA intervinieran.

Biles, de 22 años y una de las víctimas del tristemente famoso Nassar, publicó un tuit crítico con la USA Gymnastics a principios de semana, coincidiendo con la llegada del esperado informe del Congreso sobre las acciones de los dos organismos citados en respuesta al escándalo sexual; como se desprende del documento, hubo nula protección a las chicas.

“Cuando más sé, más dolida me siento. La USAG nos falló. El USOC nos falló. Muchos nos fallaron. Y siguen fallándonos”, reza el texto del post, que Simone colgó en vísperas del Campeonato USA de gimnasia de Kansas City.

A USA Gymnastics y USOC, entre lágrimas: “Teníais un solo maldito trabajo, y no pudisteis protegernos” de Larry Nassar.

Nassar fue el coordinador médico nacional de la Federación entre 1996 y 2014. Tras las primeras denuncias por abusos sexuales, la USAG prescindió de sus servicios y ahora el descrito como “pederasta en serie” cumple condena en la cárcel estatal de Michigan. Nassar, que actualmente tiene 55 años y es padre de 3 hijos, se declaró culpable en 2017 de 10 de los más de 250 casos de abusos de niñas y mujeres y de un chico a partir de 1992 que se le atribuyen; al margen de Biles, hay otras gimnastas laureadas afectadas.

En 2018 Larry Nassar asimismo se declaró culpable de los cargos imputados de pornografía infantil y, aparte, de tres cargos de asalto sexual. Más de 150 demandas federales se han presentado contra el doctor, que causó un daño irreparable a muchas deportistas: Simone juzga importante que se siga hablando del tema para que no se produzcan más casos de abusos en el deporte y a que personas como Larry Nassar no puedan actuar impunemente durante tanto tiempo.

En declaraciones realizadas en Kansas City, Biles ataca duramente a la Federación por no actuar y traicionar la confianza de las gimnastas; además, habla de las secuelas y los miedos en un emotivo discurso que ya se ha viralizado:

“Cada vez que voy al médico o trabajan mi cuerpo no quiero que lo hagan”, dice la gimnasta, una de más de 250 víctimas.

“Cuando nosotras lanzamos un tweet éste tiene un largo alcance. Somos afortunadas por tener una plataforma así, porque la gente oirá y escuchará. Pero no es fácil volver a la gimnasia, al organismo que te falló. Llegados a este punto simplemente pienso que estoy aquí como atleta profesional con el equipo de mi club. No es fácil, sin embargo, porque cada día es un recordatorio de lo que me pasó, de lo que me ha pasado y de lo que me está pasando y de cómo he salido de todo ello”

“Intento no pensar en ello, pero es duro. Cuando ves que hasta el FBI estaba metido y que Nassar bebía con (el ex presidente de la USAG) Steve Penny piensas ‘¿Es que a vosotros realmente os importábamos tan poco que simplemente no podíais hacer vuestro trabajo’”

“Al final del día es realmente triste para nosotras porque se convierte en un problema cuando trabajamos con futuros cargos. ¿Cómo podemos fiarnos de ellos? Traen a gente nueva todo el tiempo y levanto el pie de forma automática porque gente a la que conocíamos desde hacía años nos fallaron. Es duro, es muy duro hablar de esto”

“No pretendía ponerme a llorar. Es duro venir aquí por la Federación que nos ha fallado tantas veces. Teníamos un objetivo e hicimos todo lo que nos pedían incluso aunque no queríamos. Y ellos no podían hacer su maldito trabajo. Teníais un solo trabajo. Literalmente teníais un solo trabajo y no pudisteis protegernos”

“Voy a terapia, pero posiblemente esta herida no se cierre nunca. Cada día es un recordatorio de lo que me pasó”.

“Es realmente es triste, porque cada vez que voy al médico o trabajan mi cuerpo no quiero que lo hagan. Pero mi cuerpo duele. Tengo 22 años y al final del día es mi quinta rotación. Y tengo que hacer terapia, este tema es duro, pero intentamos superarlo. Tardará algún tiempo”

“Como las gimnastas vamos al médico o a los entrenadores cuando nos duele algo te dicen lo que has de hacer para que todo sane. Pero para algo así (en alusión a los abusos sexuales) es diferente. Creo que es lo más duro, porque quizá yo piense que esta herida debe cerrarse ya y seguramente seguirá abierta durante mucho tiempo o quizá nunca se cierre. Por eso voy a terapia”

“Soy fuerte. Lo superaré. Pero es duro”.

FOTO: CAPTURAS @olympicchannel

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí