“Es un premio para el balonmano femenino y el deporte femenino en general”, dijo en La Moncloa.

La histórica presencia de las Guerreras en la final del Mundial femenino de balonmano de Japón, en cuyo ‘All Star Team’ ha sido incluida Alexandrina ‘Shandy’ Barbosa, ha provocado un recibimiento único e inigualable.

Las jugadoras de España, medalla de plata tras caer ante Holanda (29-30) con una polémica decisión arbitral de por medio, aterrizaron en Madrid en medio del cariño popular y de la admiración de una afición que las ha hecho sentirse campeonas pese a llevar ese ‘sub’ delante a efectos oficiales.


Iberia, patrocinador de las selecciones absolutas españolas hasta 2021, obsequió a las cracks de Carlos Viver con un mensaje luminoso que pudieron ver desde el cielo antes de tomar tierra.


En la sede de Correos, otro de los sponsors de las Guerreras, ovación cerrada para Silvia Navarro, enorme a sus 40 años, y homenaje para el equipo en sí…

Fervor popular, mensaje genial de Iberia y homenajes de Correos, Sacyr, Pedro Sánchez y el CSD.

… al igual que en la sede de Sacyr, asimismo patrocinador de esta selección nacional femenina que encandila; aquí ha habido protagonismo especial para Sole López:


Con todo, el momento de mayor furor se vivió en el aeropuerto: los sentimientos, a flor de piel:


También ha habido recibimiento por parte Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones, en La Moncloa, y en el CSD, con María José Rienda como anfitriona.


Silvia Navarro destacó que “esta medalla es un premio para el balonmano femenino y el deporte femenino en general: ojalá sea el principio de muchas medallas”.

En declaraciones realizadas en La Moncloa, la portera de las Guerreras asimismo recalcó que la verdad es que no nos esperábamos este recibimiento” por parte de la gente, “muchas gracias en nombre mío y de todas mis compañeras”, también por la recepción con Pedro Sánchez.

FOTO: CAPTURA @RFEBalonmano