A la sexta, la vencida: tras 5 finales perdidas en 2018 y 2019 y 3 años de sequía, el anhelado título nº 73.

“¿Cómo me siento? Creo que la sonrisa en mi cara lo dice todo”. Son palabras de Serena Williams, de 38 años y número 10 WTA, tras posar rebosante de felicidad en la pista central del ASB Classic de Auckland con su hija Alexis Olympia y el trofeo de ganadora en brazos.

Ovacionada por el público, Serena aludía a que a la sexta fue la vencida para ella: logró en el torneo neozelandés su primer título tras ser madre y el primero después de su victoria en el Open de Australia de enero de 2017, firmada estando embarazada ya de la pequeña, nacida en septiembre de ese año.

La portentosa y poderosa tenista estadounidense se impuso en la final de Auckland a su compatriota Jessica Pegula, número 82 del mundo, por 6-3, 6-4, dejando claro que 2020 está llamado a ser SU gran año y esta década, la SUYA: quizá la clase maestra de pegada con Mike Tyson en pretemporada tenga algo que ver…


El conseguido este domingo es su título WTA número 73; la cuenta comenzó en febrero de 1999, cuando se impuso a Amélie Mauresmo 6-2, 3-6, 7-6 (4) en la final del Open Gaz francés, y se ha reiniciado ahora, después de casi 3 años de sequía. Serena, actual número 10 WTA, regresó al circuito profesional en marzo de 2018, poniendo fin en Indian Wells a su baja por maternidad.

“¿Cómo me siento? La sonrisa en mi cara lo dice todo”, señaló posando con Olympia en brazos en Auckland.

Siendo selectiva a la hora de sus participaciones para tener tiempo para su niña, que presenció el ‘he vuelto’ de Serena junto a papá Alexis Ohanian en directo, desde entonces ha disputado las finales de Wimbledon y del US Open de 2018 y de 2019, cayendo en todas ellas, y debiendo retirarse de la de la Rogers Cup (Canadá).

Wimbledon 2018: batida por Angelique Kerber, 6-3, 6-3
US Open 2018: batida por Naomi Osaka, 6-2, 6-4
Wimbledon 2019: batida por Simona Halep, 6-2, 6-2
Open USA 2019: batida por Bianca Andreescu, 6-3, 7-5
Rogers Cup 2019: retirada, con Bianca Andreescu al mando por 3-1

Desde que derrotara (6-4, 6-4) a su hermana Venus en la final del Open de Australia de 2017 han pasado 1.079 días, y una vez en marcha Serena buscará en la edición de 2020 del primer ‘grande’ de la temporada su 24º título en singles del propio Grand Slam; mamá Serena suma 23, uno menos que la recordwoman Margaret Court, que conquistó el último de sus 24 títulos individuales, 11 de ellos en la era open, con ocasión del US Open de 1973.

Donación solidaria de su cheque y vestidos por Australia antes de ir a por la histórica gesta de Margaret Court.

Los 23 títulos de Serena se reparten así:

Open Australia: 7 coronas (2003, 2005, 2007, 2009, 2010, 2015, 2017)
Roland Garros: 3 coronas (2002, 2013, 2015)
Wimbledon: 7 coronas (2002, 2003, 2009, 2010, 2012, 2015, 2016)
US Open: 6 coronas (1999, 2002, 2008, 2012, 2013, 2014)

En Auckland donó el cheque que le corresponde como campeona, por valor de unos 38.000 euros, a organizaciones de rescate de los animales afectados por la ola de incendios que está azotando Australia.

Además, ha donado uno de los vestidos de tenis lucidos en cada partido para subastas solidarias que asimismo contribuyan a la causa, como anunció tras un emotivo encuentro con la extenista maorí Ruia Morrison, de 83 años, en el marco de la ceremonia de entrega de premios.

La única mala noticia para Serena es que perdió su final de dobles del ASB Classic formando pareja con su amiga Caroline Wozniacki; Asia Muhammad y Taylor Townsend les infligieron un doble 6-4.

Por cierto, también ha sido la primera vez que Serena Williams era finalista en singles y dobles en un mismo torneo desde Wimbledon-2016 y la 12ª vez en total.

FOTO: CAPTURAS @serenawilliams / @alexisohanian