Nombres como el suyo o el de Ona Carbonell son conocidos, pero por equipos “aún existe esa brecha” con los hombres.

Ruth Beitia, oro olímpico en salto de altura en los Juegos de Río-2016, cree que en España existe un mayor reconocimiento “hacia las mujeres en los deportes individuales” y que en los de equipo “queda mucho trabajo por hacer” por cuanto “aún existe esa brecha” entre géneros.

Ruth, de 40 años y ponente de lujo en las II Jornadas de Deporte, Salud y Valores, organizadas por la Asociación de Entidades Deportivas y de Ocio de Navarra (AEDONA), ha agregado que son conocidos nombres como el de Ona Carbonell, crack de la sincro y nadadora con más medallas mundialistas de la historia, o el suyo propio, por el oro citado y por ser la única atleta española con dos medallas olímpicas en su haber, pero que “es difícil encontrar deportistas tan bien valoradas en el fútbol o el baloncesto tanto en el aspecto social como en el aspecto laboral”.

La exsaltadora, que participó en cuatro ediciones de los Juegos Olímpicos, lamenta que muchas de estas deportistas tengan que “marcharse al extranjero” para poder desarrollar sus carreras; los clubs llegan a resentirse de este éxodo, aunque al reunirse todas en la selección sí se consiguen buenos resultados.

La histórica saltadora también habla de la conciliación familiar como derecho y del poder igualitario del atletismo.

En cuanto a los medios de comunicación, ha criticado que en muchas ocasiones “no prestan al deporte femenino la atención que merece”, especialmente en el caso de las modalidades minoritarias, que “funcionan muy bien” cuando hay JJ.OO. pero que después “desaparecen”. En este sentido las redes sociales desempeñan bajo el punto de vista de la cántabra un papel relevante, porque “muestran los logros de estas deportistas” en todo momento.

Como otras figuras del atletismo, Ruth Beitia, asimismo multicampeona de Europa y bronce en el Mundial de Moscú-2013, ve el suyo como un deporte igualitario en cuanto a paridad de género en pruebas y salarios. Que en los Mundiales de Doha de septiembre pasado se disputaran por primera unos 4×400 mixtos lo refrenda, aunque “quedan cosas por hacer”.


Por ejemplo, en el terreno de la conciliación familiar. Como ha destacado la también primera española en ganar el título de la Diamond League, “la naturaleza nos dotó para traer los niños al mundo y hay que trabajar mucho para que nos respeten el período de gestación y de recuperación, los salarios y las becas”, unos derechos que “debemos a aquellas mujeres que en el siglo pasado lucharon para que las mujeres podamos tener ese respeto”.

FOTO: @ruthypeich / @gofit_es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí