“Gracias por ser tan buena conmigo siempre”, mensaje de la gimnasta del Los Cantos Alcorcón a su legendaria madrina.

Nadia Comaneci tiene una fotografía con Roxana Popa en su cuenta de Twitter oficial. Sí, la ‘gran dama’ de un deporte ahora dominado por Simone Biles ha retuiteado el post de la gimnasta del Los Cantos Alcorcón que incluye una foto de grupo con ambas y en el que Roxana le da las “gracias por ser tan buena conmigo siempre”.

“¿La Katelyn Ohashi española?” pregunta por su parte el COE al reproducir en redes sociales el vídeo del espectacular ejercicio de Popa en la final de suelo del recién disputado Mundial de Stuttgart, en la que quedó sexta, después de ayudar al equipo español a sacar billete para los JJ.OO. de Tokio-2020.


Que una leyenda como Nadia te amadrine y que te comparen con la carismática Ohashi lo dice todo: como tú misma, creen en ti y en tu calidad y talento, más grande que las lesiones, que te impidieron ser olímpica en Río-2016 y que llevaron a los médicos a recomendarte la retirada.

La deportista, de 22 años y ‘desahuciada’ en 2017, acaba de demostrar su enorme talento en el Mundial de Stuttgart.

Por fortuna, Roxana, nacida en Rumanía pero residente en España desde los 6 años, fue fiel a su naturaleza indómita: no abandonó, y brilló en Alemania pese al ‘desahucio’ diagnosticado en 2017.


Roxana Popa, que por cierto utiliza su lengua materna a hacer llegar su agradecimiento a Nadia Comaneci, se rompió el codo en un entrenamiento en las asimétricas en 2010 y sufrió tres complicadas operaciones de rodilla entre 2014 y 2017, dos de menisco y una de ligamento cruzado; costó sangre, sudor y lágrimas que la articulación recuperara la estabilidad, pero con 22 años Roxana vuelve a estar ahí de donde nunca se debería haber ido: entre la elite.

Hija de exgimnasta rítmica, fue llevada por mamá a un entrenador de artística; él, Ciprian Cretu, dijo que no servía… pero Roxana le demostró que se equivocaba trepando por una cuerda y evidenciando que tenía madera de campeona.

Los reveses, como sus complicadas operaciones de codo y rodilla, han sacado lo mejor de Popa desde pequeña.

La propia Roxana reveló esta anécdota en entrevista con gimnastas.net, y en un reportaje de C+ recordó cómo en 2008 no pudo subir al podio pese a ganarlo todo en los Campeonatos de España al no poseer aún la nacionalidad. Su padre, fue el primero en venir a Madrid; le siguió su esposa y Roxana y su hermano se reunieron con ambos tras un largo viaje en coche.

Una vez en Madrid, se presentaron en el CAR con una carta de recomendación, con la esperanza de que pudiera formarse con Jesús Carballo, pero hubo un ‘no’ por respuesta “porque era demasiado pequeña”. Más tarde, en 2011, después de algún contratiempo más, sí pudo ingresar en el prestigioso centro.

Los reveses parecen sacar lo mejor de esta deportista que podrá vivir su sueño olímpico en Japón, arropada por Nadia y por todos en el Gimnasio Los Cantos Alcorcón, donde también han creído a pie juntillas en ella y donde sus flamantes éxitos refrendan la confianza siempre depositada en ella.

FOTO: CAPTURA @roxanapopa97

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí