La WNBA ha dado a conocer este martes los detalles de su nuevo y revolucionario convenio colectivo, por el que las jugadoras militantes en el basket profesional americano no solo tienen garantizados importantes aumentos salariales sino también otras mejoras de calidad de vida, especialmente si desean ser madres.

Además, el acuerdo alcanzado por la WNBA y el sindicato WNBPA establece importantes cambios referidos a las ‘free agents’; pendiente de ser aprobado por el consejo de administración de la Liga, el convenio tendrá una vigencia de 8 años, entrando en vigor en 2020 y expirando en 2027.

Aunque la igualdad de pago con respecto a la NBA está a años luz, el acuerdo sí supone un paso hacia el reconocimiento de las jugadoras en términos de emolumentos y las arropa a nivel de planificación familiar.

Estos son los principales logros:

– aumento salarial significativo que abarca a todas las jugadoras de la Liga, desde rookies a veteranas
– las jugadoras punteras pueden ganar hasta 500.000 dólares USA (unos 449.700 euros, triplicando el máximo salario actual
– en función del status, otras jugadoras que despunten pueden ganar entre 200.000 y 300.00 $ (entre unos 179.760  y unos 269.640 €)
– el salario medio pasará a ser de 130.000 dólares (unos 116.840 euros)
– cada jugadora tendrá derecho a una habitación de hotel individual en los desplazamientos y mejora en general de las condiciones de viaje
– las jugadoras que estén de baja maternal cobrarán su sueldo íntegro, entre otros respaldos de planificación familiar
– expansión del programa de promoción de las perspectivas de carrera
– reparto de ingresos potencial del 50/50

(CAPTURA @WNBA)