Participa en las Jaguar I-PACE eTrophy Series 2019-20, en Diriyá, tras correr ya el Campeonato Británico de F-4.

El Dakar-2020 se correrá en Arabia Saudí en enero próximo, cuando también se jugará en dicho país la Supercopa de España de fútbol, en medio de críticas y polémica por las leyes y políticas públicas con que ahí se somete a las mujeres, obstaculizando y violando sus derechos esenciales.

Si bien es cierto que desde hace 17 meses ellas pueden sacarse libremente el carnet de conducir y que desde agosto pueden viajar al extranjero sin permiso de un guardián masculino sigue habiendo restricciones y las reformas se han interpretado como meros espejismos o lavado de imagen.

A la espera de una normalización oficial y absoluta, Reema Al Juffali se acaba de convertir en la primera piloto saudí en competir en una prueba automovilística disputada en casa, en concreto en Diriyá y en el marco del arranque de la segunda edición de las Jaguar I-PACE eTrophy Series de 2019-20.

Quiere ser un ejemplo para las mujeres de su país, donde solo pueden sacarse el carnet de conducir desde 2018.

Reema Juffali, de 27 años, ya ha participado en el Campeonato Británico de F-4, pero no lo había hecho en Arabia Saudí; en su debut firmó una vuelta rápida de 1’39”, quedando a 5” del ganador tras salir de los últimos puestos de la parrilla.

Otra mujer, la británica Alice Powell, asimismo tomó la salida en una prueba en que a Reema le otorgaron un ‘asiento VIP’. Primera deportista femenina saudí en obtener la licencia de piloto de competición automovilística, se mostró “muy satisfecha” tras su actuación y confía “en ser un ejemplo para las mujeres de mi país”.

Siempre en declaraciones realizadas tras la carrera de esta serie de apoyo de la Fórmula-E, asimismo dijo que “ser la primera mujer saudí en tomar parte en una prueba internacional en casa es algo que nunca imaginé. No fue hasta junio de 2018 que una mujer tuvo permiso para conducir en la carretera en Arabia Saudí. Sentarte al volante fue un poco extraño al principio, especialmente por la reacción de los niños al ver conducir a una mujer; te miraban en plan boquiabiertos. Es como si fueras una celebridad o algo especial”.

“Al principio los niños me miraban boquiabiertos al verme al volante”, explica la piloto, de 27 años y pionera.

Las autoridades saudíes aprobaron la ley que autoriza a las mujeres a conducir en 2017 y en 2018 entró en vigor; la campaña femenina para exigir ese derecho había comenzado en 1990.

Según informaciones mediáticas, está previsto que la FIA Women for Motorsport, con la catalana Sílvia Bellot como embajadora, respalde la carrera deportiva de Reema Al Juffali.

FOTO: CAPTURAS @reemajuffali