Precioso gesto de Victoria Azarenka con Daria Kasatkina en el marco del Open de Italia: la tenista bielorrusa, de 31 años y número 14 en el ranking WTA, fue a consolar a la jugadora rusa residente en Catalunya cuando la vio presa de las lágrimas.

Daria, de 23 años y entrenada por el coach español Carlos Martínez, sufrió una lesión de tobillo en el tie-break al que había llegado el primer set de su partido de octavos contra Vika.

Azarenka, que hizo historia junto a otras dos tenistas mamás, Serena Williams y Tsvetana Pironkova, en el reciente US Open, mandaba 1-0 en la ‘muerte súbita’ cuando Daria resbaló al intentar llegar a una pelota y cayó sobre su pie.

Cuando supo que no podría seguir, Kasatkina se derrumbó. Victoria la vio sollozando en su silla y fue a abrazarla y, en cuclillas, le habló para darle ánimos. Al final, le dio un beso en la frente y Daria, ya más compuesta, la cogió de la mano para retenerla y darle las gracias.

“Una chica fuerte con mucho talento”

Como explicó Azarenka después, “estoy realmente triste por Daria porque estábamos librando un gran duelo. Ella tiene tanto talento, y me da la impresión de que esto estaba más cerca de ser su momento, por lo que es auténtica mala suerte que se lesionara”.

“Es difícil encontrar las palabras cuando te pueden las emociones. Sé lo triste que estaba, pude ver que había trabajado muy, muy duro. Ella fue muy gentil, me comentó que mi digamos ‘comeback’ (en alusión al regreso a la alta competición tras ser madre en diciembre de 2016) la había inspirado . Es una chica fuertey tiene una gran personalidad, creo que estará bien”, agregó.

El detalle todo humanidad de Azarenka recordó al que en su día tuvo Naomi Osaka con la adolescente Coco Gauff: la japonesa arropó a la ‘niña prodigio’ tras derrotarla en el US Open de 2019 y consiguió transformar su llanto desconsolado en una sonrisa y que Gauff acabara dirigiéndose al público desde la pista.

FOTO: CAPTURAS VÍDEO @WTA