El presidente FIFA insiste en su idea de un Mundial o una Copa Confederaciones cada 2 años.

Redacción thechampionsvoice.com

Gianni Infantino, presidente de la FIFA, ha insistido en su (polémica) idea de celebrar un Mundial femenino de fútbol cada dos años y en la necesidad de diferenciar el #fútfem del fútbol masculino para que el primero crezca o siga creciendo.

Infantino lanzó la idea de que la Copa del Mundo femenina se juegue cada dos años en diciembre de 2019, cuando asimismo habló de una nueva Copa Confederaciones femenina y de un Mundial de Clubesfemenino, y la reafirmó en el Congreso Anual del organismo de 2020, de carácter telemático debido a la pandemia de la COVID-19.

Pese a que hay reticencias hasta en el seno del organismo que él preside, sigue defendiendo estos proyectos, como se desprende unas declaraciones recogidas por The Guardian.

“Para hacer crecer aún más el fútbol femenino no queremos copiar lo que están haciendo los hombres. Queremos hacer algo específico para el fútbol femenino”, reitera, como en junio de 2019, cuando se mostró contrario a un mero ‘copiar y pegar’.

Críticas: la brecha aumentará; ¿por qué no sube los premios e impulsa a los equipos nodriza?

“Tenemos que pensar en sugerencias diferentes, como finales entre Conferencias, finales a nivel continental cada dos años, quizás incluso un Mundial cada dos años. O un Mundial de Clubes femenino. Tenemos que pensarlo, necesitamos que fluyan los jugos creativos”, asegura al hilo.

Como los masculinos, actualmente los Mundiales femenino se llevan a cabo cada 4 años, y en su caso en años impares y siempre un año después de la cita masculina; la próxima cita femenina será la de Australia y Nueva Zelanda 2023, la primera con 32 selecciones en liza.

Cambiar esa cadencia provoca rechazo en general: las críticas y dudas más importantes son las siguientes:
– se acusa a Infantino de pensar más en las arcas de la FIFA que realmente en el desarrollo y crecimiento del #futfem
– ¿es consciente del daño que podría causar a la Eurocopa femenina y a la UEFA?
– se correría el riesgo de diluir el Mundial femenino como producto
– ganar el título dejaría de ser especial o tan especial como con el ciclo de 4 años
– solo las selecciones punteras tienen recursos necesarios para afrontar un posible Mundial femenino cada dos años
– sigue habiendo una brecha importante entre unas Federaciones y otras, entre unos países y otros: esa brecha se haría más grande
– ¿cómo correrían con los gastos de un torneo clasificatorio cada dos años las naciones con el fútbol femenino en vías de desarrollo?
– hay otras vías más lógicas para hacer crecer el #futfem, comenzando por mayores dotaciones en premios o un impulso y una mayor visibilidad de los grandes torneos entre las categorías Sub 17 y Sub 21: ahí debería incentivarse el crecimiento
– Infantino parece contradecirse: habla de no copiar a los hombres, pero propone una  Copa Confederaciones como la masculina y un Mundial de Clubes como el masculino

FOTO: CAPTURA fifa.com