Queja formal de Alemania y otras protestas por las ‘upper cams’, que filmaban la entrepierna en los bloques de salida.

En el Mundial de atletismo de Doha (27 septiembre-6 octubre) ha habido duras críticas contra la IAAF y la organización por las dantescas condiciones en que se llevó a cabo el maratón femenino, con 28 abandonos, más que nunca, y las corredoras extenuadas debido al calor y la humedad extremos.

Y ahora ha habido otro lío, asimismo con las atletas como afectadas y con las velocistas Gina Lückenkemper y Tatjana Toledo liderando los reproches: las alemanas, respaldadas por una queja formal de su Federación, denunciaron el hecho de que las novedosas ‘upper cams’ instaladas en los bloques de salida de las carreras de sprint filmaran la entrepierna, violentando a las competidoras e invadiendo su intimidad.

“Es muy desagradable pasar por encima de esas cámaras para colocarte en los bloques cuando llevas prendas ajustadas (como las atletas). No sé si a vosotros (los periodistas) os gustaría que os filmaran desde abajo… creo que no”, comentó Gina en declaraciones recogidas por el diario FAZ. “¿Es que no participó ninguna mujer participando en el desarrollo de estas cámaras?”, preguntó al hilo. Para Pinto, las mismas son “cuestionables” en cuanto a su emplazamiento.

Lückenkemper también explicó que la queja de la Federación alemana “no ha sido la única” recibida por la IAAF; en respuesta a las protestas “los realizadores han asegurado que las imágenes grabadas de las entrepiernas se censuran y no se emiten. Tenemos que fiarnos de ellos”. A la postre y tras su estreno el pasado viernes las cámaras tildadas de sexistas se quitaron este lunes para evitar nuevas controversias.

Primero los realizadores IAAF dijeron que censurarían esas imágenes y que no las emitirían, pero al final, fuera cámaras.

Las cámaras han sido desarrolladas por la prestigiosa marca Akashi y el sistema de grabación que ha provocado la controversia, por la también prestigiosa marca Seiko, histórico cronometrador de los Mundiales.

Había dos cámaras en miniatura instaladas en cada bloque y un circuito que mide la velocidad de reacción; con esta novedad los responsables de la IAAF pretendían mostrar las caras de concentración de los deportistas en un momento crucial y cómo reacciona cada un@ al pistoletazo de salida, aumentando así la espectacularidad de las retransmisiones televisivas de las pruebas de velocidad de su evento estrella.

En declaraciones a Bild, un portavoz de Akashi lamenta el revuelo causado, asegurando que “no pretendíamos nada de esto” y agregando que esta tecnología es tan nueva que “primero habrá que acostumbrarse a la misma”.

Seiko por su parte recalca a través de su gerente Harumitsu Akashi que “nosotros solo hemos desarrollado una idea de la IAAF”.

De entrada, los responsables de TV del organismo estaban encantados con la captura de “la intensidad” de esos momentos previos a la salida, pero por el momento las ‘upper cams’ han cesado su actividad.

Ni Gina Lückenberger ni Tatjana Pinto han logrado clasificarse para la final de los 100 metros.

FOTOS: CAPTURAS @ZDF / @SachaNoko / @iaaforg

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí