“Tengo dos personas cercanas muy justitas de salud”, explica en un acto con ISDN junto al golfista Pablo Larrazábal.

Ona Carbonell ha aclarado los motivos que la han llevado a la retirada temporal anunciada por ella misma en septiembre vía un comunicado divulgado a través de sus redes sociales y también ha hablado de su “miedo” al “vacío” que conlleva el adiós definitivo al deporte de alta competición, un vacío que, sí, atormenta, como reveló recientemente la exgimnasta Almudena Cid.

La nadadora con más medallas mundialistas en su haber (23) atendió a Marca y a El Mundoen el marco del evento de ISDIN en que participó como embajadora de marca para concienciar sobre la importancia de la fotoprotección más allá del verano, en este caso en el golf.


Cabe destacar que según datos OMS (Organización Mundial de la Salud), cada año se detectan en España 5.000 casos de melanoma o cáncer de piel y, en otro orden, que Ona practicó el swing junto al también embajador de ISDN y golfista Pablo Larrazabal.

“La maternidad es algo que está ahí, pero ahora mismo no es una prioridad”, asegura y revela su miedo “al vacío”.

Marca explica que la reina de la sincronizada ya anunció su intención de volcarse con la familia en julio a la entrenadora del equipo español Mayuko Fujiki: “Me dijo que no me preocupara, que me quiere a su lado, usar mi experiencia; solo siento no poder estar con mis compañeras en los Juegos (Olímpicos) de Tokio-2020, a los que Ona renuncia por voluntad propia.

Éstas son las declaraciones de Ona a los dos medios citados, haciendo hincapié en que un posible embarazo no es la causa de su ‘descanso sabático’ y en que la maternidad “no es ahora mismo la prioridad número 1”:

“Fue una decisión difícil, pero cuando familiares o personas cercanas a ti tienen un momento delicado relativizas todo y priorizas lo más importante, que para mí siempre ha sido la familia. Ahora tengo dos personas muy cercanas justitas de salud”.

“Dos familiares muy cercanos tienen una enfermedad delicada y eso me ha hecho aclarar mis prioridades para centrarme en lo que de verdad importa. Llevo toda la vida poniendo el deporte por encima de las personas y, por primera vez, sentía de corazón que tenía que priorizar a mi familia. Mi corazón y mi cabeza no estaban en la piscina”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#TBT About the last trainings before the World Championship…💙@Fina1908 #Artisticswimming #FINA #WorldChampionship #23

Una publicación compartida de Ona Carbonell (@ona_carbonell) el


“Mi familia siempre ha estado ahí para mí y yo nunca he estado para ella”.

“Puede ser la decisión más dura de mi vida, cuando se lo expliqué a mis compañeras todas se echaron a llorar”.


“Llevo 11 años con mi pareja y queremos formar una familia. Siendo deportista y mujer es incompatible entrenar 11 horas diarias si tienes este sueño. Pero mi retirada no es por ese motivo. La prioridad número 1 ahora no es ésta, es estar más tiempo con mi familia en casa y con mi pareja”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

No os esperábais al artista final, verdad? #DuoMixto #RosconforPresident Gracias @samyspain por prestarme a la pareja y por el paseo ❤️⛵#GraciasFamilia #synchro

Una publicación compartida de Ona Carbonell (@ona_carbonell) el

Ya decidió parar en julio, estará con Mayuko y mencionó a Serena, Allyson Felix y Romashina: “Volvieron más fuertes”.

“Le debía dedicación a mi relación. Es que ni dormir juntos. O estaba viajando o, si estaba en casa, llegaba tan cansada de entrenar que lo único que hacía era tumbarme con hielo en las piernas hasta la hora de dormir. Lo de ser madre es algo que está ahí”.

“Me asusta el vacío. Me impone muchísimo. Los deportistas tenemos una adrenalina muy especial, te juegas meses de trabajo en tres minutos, lo que dura una final olímpica. Llevo años trabajando con psicólogos para ser capaz de asimilar ese cambio; asumir que no voy a vivir de lo que ha sido Ona hasta ahora, sino de lo que seré luego”.

“Serena Williams, Allyson Felix o (la también gimnasta y rival de la propia Ona) Svetlana Romashina también pararon, en su caso para ser madres, “y tras su regreso Svetlana está mejor que nunca, me ganó en el Mundial” de Gwangju, donde Ola Carbonell entró en los anales de la natación con 29 años.

FOTO: CAPTURAS @ona_carbonell / @plarrazabal