La tenista comparte su alegría con la legión de seguidores que la arropan desde que revelara que tuvo depresión y miedos.

Paula Badosa podrá demostrar en el US Open, que arranca este lunes, que es, como no se cansa de repetir su coach y mentor deportivo Xavier Budó, “muy buena” raqueta en mano: la catalana, actual número 91 en el ránking WTA, ha entrado este sábado en el cuadro grande del Grand Slam neoyorquino como ‘lucky loser’, es decir como ‘mejor perdedora’ de la previa, en la que ganó a En Shuo Liang (Tai) 6-1, 6-3 (R1) y a la francesa Quirine Lemoine, 6-7 (6-8), 6-4, 6-2 (R2) y en la que cayó ante la polaca Magdalena Frech, 4-6, 6-3, 3-6 (R3), ofreciendo sin embargo un tenis de quilates.

“Tengo fe ciega en ella”, insiste también Budó, que quiere, como explica en Twitter, “intentar volver a subir el Everest”, como en su día hizo con su expupila Carla Suárez. Y qué mejor ‘campamento base’ que el US Open 2019, al que Paula llegó como segunda cabeza de serie de la previa por la tenacidad exhibida este año cada vez que ha saltado a la pista y en el que ahora tendrá ocasión de tutearse con las grandes.

Su debut como ‘qualy’ será ante la holandesa Kiki Bertens (7), que derrotó a Badosa en Palermo el mes pasado, 6-1, 7-5. Cabe esperar que las molestias que arrastra Paula, de 21 años y que nunca camina sola desde que en julio revelara el infierno vivido en forma de depresión y miedos profundos tras proclamarse campeona júnior de Roland Garros en 2015, no marren su escalada hacia la cumbre más alta de su deporte: la gente está con ella, y ella lo nota y lo agradece, como después del notición sabatino.

Debut como ‘qualy’ ante Kiki Bertens: “Tengo fe ciega en ella”, dice su coach Xavi Budó; juntos quieren ir a por “el Everest”.

Nada de hacer maletas, sino cambio de apartamento, porque Paula Badosa sigue en NY.  “Gracias a todos los que estáis cada día empujándome. Os tengo presente siempre”, ha tuiteado, entablando conversación con sus incondicionales y evidenciando que el tan necesario empoderamiento mental ya está ahí.

La fuerza del cariño y los sabios consejos de Xavi Budó acompañarán en el US Open a la jugadora que acabó 2018 en el puesto 143 mundial. Ella, como ‘lucky loser’, una súper-estrella en ciernes y apasionada de la pista dura, y también Coco Gauff, que estará en Flushing Meadow con 15 años gracias a una (controvertida) wild card, centrarán poderosamente la atención.

Las otras cuatro tenistas españolas que disputarán el Open de Estados Unidos son Garbiñe Muguruza (24ª favorita), Carla Suárez (28ª), Sara Sorribes y Aliona Bolsova.

FOTO: CAPTURA @paulabadosa15

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí