Congelado desde marzo pasado debido a la pandemia de la COVID-19, el ranking WTA sufrirá ajustes temporales y revisiones de su clasificación cuando se reanude la actividad en agosto.

Siguiendo el ejemplo de la ATP masculina, la WTA se adaptará a la nueva situación competitiva ampliando a 22 meses (marzo 2019-diciembre 2020) el período de computación de su clasificación en singles y en dobles.

Con esta medida la WTA quiere garantizar la “equidad y flexibilidad” y evitar que las jugadoras se vean perjudicadas por la suspensión forzosa del circuito profesional, y por las restricciones de viajes que no afectan a todas por igual.

Dos nuevos torneos para agosto

Aparte, el organismo rector del tenis femenino ha anunciado la incorporación de dos nuevos torneos al calendario provisional para el período entre agosto y diciembre del año en curso: en la semana del 10-A se disputarán el Open de Praga y el Top Seed Open (Lexington, Kentucky).

Otra clasificación que sufrirá retoques será la que determina el acceso a las WTA Finals de Shenzhen de noviembre y en la que Garbiñe Muguruza marcha segunda: para establecer la relación de las 8 tenistas que lucharán por el cetro de ‘maestra’ contarán los 16 mejores resultados de 2020; en dobles serán los 11 mejores resultados obtenidos en 2020 los que cuenten.

Cabe recordar que en circunstancias normales la WTA establece su ranking oficial en función de los 16 mejoresresultados en torneos individuales y los 11 mejores resultados en dobles firmados en las últimas 52 semanas.

Españolas mejor clasificadas en el ranking WTA congelado:

  1. Garbiñe Muguruza, 2.711 puntos
    68. Carla Suárez, 881
    83. Sara Sorribes, 763
    94. Paula Badosa, 698
    102. Aliona Bolsova, 644
    149. Lara Arruabarrena, 416

    FOTO: CAPTURA wtatennis.com / PIXABAY