Megan Rapinoe, FIFA The Best y Balón de Oro de 2019, rebosa sinceridad en entrevista con The Guardian.

Que si no merece ni el FIFA The Best ni el Balón de Oro. Que si solo ha ganado ambos trofeos en 2019 por sus discursos. Que si hay jugadoras, hablando estrictamente de fútbol desplegado, que son mejores que ella. Que si es una arrogante. Que si habla más que juega…

¿Qué dice al respecto la propia Megan Rapinoe?

“Yo no voy por ahí en plan ‘soy la mejor’. Probablemente no soy ni siquiera la mejor jugadora de mi equipo y menos aún del mundo”, asegura la capitana USA en una gran entrevista con The Guardian, que la ha distinguido como ‘Mejor Futbolista del Año’, en cuyo palmarés su suma a Fabio Pisacane (2016/Cagliari), Juan Mata(2017/Manchester United) y Kadija Shaw (2018/Universidad Tennessee).

“Yo no estoy ahí fuera (en el campo) pensando que soy Lionel Messi, ¿sabes? No estoy a ese nivel”, recalca también.

Pero, dirigiéndose a quienes subrayan que 3 de sus 6 goles en el Mundial de Francia, que ella saldó como Balón de Oro y Bota de Oro, fueron de penalti, asimismo subraya que “había que meterlos”.

Rebate las críticas por ser más una activista que una futbolista: ella siente la responsabilidad de ser un altavoz.

Y en cuanto a no ser un Messi, aunque sin duda un poderoso referente, agrega que “ser capaz de unirlo todo es lo más importante; vemos cómo el mundo cambia alrededor nuestro y somos una gran parte de ello. Ese sentimiento es casi adictivo, y es motivante”.

En otras palabras, Megan Rapinoe ve su papel más allá del de una mera futbolista, y es precisamente por esto por lo que The Guardian la ha premiado: por ser una jugadora icono de la lucha por la igualdad de pago, por ser una activista contra la homofobia y el racismo en el ‘deporte rey’, por remover conciencias y por litigar en nombre de todas, incluso plantando cara al mismísimo Donald Trump.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

This year has been the craziest of them all. I don’t even really know how put into words how special this has been. The TEAM shook the world, and continues to. Yes the 23 players on the field, yes the coaching staff, and extended staff for the team, but the TEAM I’m talking about goes far beyond those who are lucky enough to wear the crest. The TEAM is our family, friends, girlfriends and boyfriends, wives and husbands. The TEAM is the thousands of fans who cheered for a team that asked them to care more about just the game of soccer, more than just themselves, more than just people who looked like them, more than just winning. For that, I am forever grateful. I think this World Cup win, and all the subsequent wins, both personal and team, feel so special because for the first time in a long time, it feels like WE ALL WON. And while I am truly honored to win @francefootball Ballon D’Or, I’d like to accept this on behalf of us ALL. WE DESERVE THIS. I am forever grateful to my beautiful family❤️ I know for a fact I wouldn’t be here with out you @sbird10 I love you forever 🦖

Una publicación compartida de Megan Rapinoe (@mrapinoe) el


Cabe destacar que en el ránking de ‘Las 100 Mejores futbolistas del Año’ publicado también este diciembre por el prestigioso diario británico Megan es solo tercera, por detrás de Sam Kerr y de Lucy Bronze.

Y cabe especificar que The Guardian galardonó al defensa italiano Fabio Pisacane por llegar hasta la Serie A tras serle diagnosticado el síndrome de Guillain-Barré (trastorno en el cual el sistema inmunitario del organismo ataca a los nervios) con 14 años.

Juan Mata por su parte fue premiado por su organización solidaria Common Goal (los futbolistas miembro donan el 1% de sus salarios para causas benéficas y sociales a través del deporte rey) y la delantera jamaicana Khadija ‘Bunny’ Shaw se hizo acreedora por guiar a las ‘Reggae Girlz’ a su primer Mundial y por salir adelante en el deporte y en los estudios pese a las tragedias familiares (perdió a 4 hermanos, 3 de ellos víctimas de la violencia callejera).

“No solo estoy ganando estos premios porque he tenido un gran año, es la culminación de todo”, esgrime.

Volviendo con Megan, asimismo noticia como dama de honor en la boda entre dos compañeras de la selección USA, Ashlyn Harris y Ali Krieger, en The Guardian se muestra muy sincera también en el resto de sus reflexiones:

– “Es extraño. Parece que este año todo ha cambiado para siempre (para mí), pero por otro lado mi vida sigue siendo la misma. Me siento a gusto. Siempre he hablado en plan rápido y directo y siempre he sido futbolista. Así que todo está igual, solo que… amplificado”

– “Todo el mundo tiene una responsabilidad personal de hacer lo que pueda para que el mundo sea un lugar mejor de la forma más impactante posible. Esto es lo que hay, éste es el momento y yo soy muy consciente de ellos y lo entiendo. No solo estoy ganando estos premios porque he tenido un gran año, es la culminación de todo”.

– “Y aquí entra otra mucha gente: el equipo, lo que somos capaces de hacer, la forma en que estamos organizadas y cómo luchamos juntos dentro y fuera del campo. Entra Colin Kaepernick (estrella NFL que se arrodilló mientras sonaba el himno nacional en protesta por la brutalidad policial y la desigualdad racial en Estados Unidos), entra el movimiento #MeToo, entran todos esos otros movimientos”.

También habla de los penaltis, #MeeToo, Colin Kaepernick, su ‘litigio’ con Trump y el apoyo de sus compañeras.

– “Para mí salir y dar gracias solo a mi familia y amigos sería raro. No sería auténtico. Es un privilegio y un honor ser una especie de altavoz en este momento culminante. Es una gran responsabilidad, y siento la responsabilidad de encargarme y de dar gracias” a todos lo que las merecen.

– “Mi madre, que Dios la bendiga, estaba en plan ‘¿No puedes parar? ¿Por qué estás hablando de todo esto todo el maldito tiempo?’ Pero es lo que hay”, dice en alusión a su ‘guerra’ con Donald Trump y demás batallas, en las que siempre contó con el apoyo de sus compañeros, como añade: y es que lo de ‘calladita estás más guapa’ no va con Megan Rapinoe.

– “Como futbolista vives en este mundo, en la ciudad; pagas tus impuestos, todo lo que pasa te afecta. Pensar que simplemente puedes mantenerte alejado de ello es estúpido”.

FOTO: CAPTURA @mrapinoe