Tras salir ya en la de Time, ahora aparece en la del WSJ como poderoso referente.

Redacción thechampionsvoice.com

De la portada de Time como una de las protagonistas de ‘La Nueva Revolución Americana’ a la portada del Magazine del Wall Street Journal (WSJ) en solo unos días Women’s Style (Estilo de Mujer): Naomi Osaka es, siempre con permiso de Serena Williams, Megan Rapinoe o Coco Gauff, el más poderoso referente de la lucha por la justicia social y racial.

La tenista, de 22 años y número 10 en el ranking WTA, habla en la entrevista con la publicación del prestigioso WSJ de qué supone ser negra y japonesa, de su mentor Kobe Bryant, al que dedicó una desgarradora carta tras su trágica muerteen enero pasado, o de cómo lidia con la presión que conlleva ser una ex nº1 del mundo que no gana un torneo del Grand Slam desde su triunfo en el Open de Australia de 2019.

Habla de su lucha contra el racismo, de odio vs. ignorancia y de cómo alza su voz.

Naomi, hija de padre haitiano y madre nipona y residente en Estados Unidos desde los tres años, se ha convertido en un imán publicitario por su condición de icono tricultural. Además, la mujer deportista que más dinero gana según Forbeses, con sus mensajes punzantes y opiniones metiendo el dedo en la llaga, una de las grandes voces contra el racismo sistemático contra personas afroamericanas en EE.UU.

Pero Naomi Osaka no solo apoya la causa #BlackLivesMatter, escapándose junto a su novio rapero YBN Cordae para asistir de incógnito a las manifestaciones en Minneapolis, también lucha por ser aceptada como japonesa que es en el país por el que compite.

En cuanto a Kobe, le conoció en 2019 y fue un apoyo en los momentos de dudas y bajón, transmitiéndole esa ‘Mamba Mentality’ homenajeada por Nike en un spot con nutrida presencia femenina, la de la propia Naomi incluida.

Se escapó junto a su novio rapero para ir a las manifestaciones #BlackLivesMatter.

El racismo en USA y en Japón: odio e ignorancia
– “He tratado de darle más forma a mi voz” a la hora de opinar en público, “creo que es hora de ganar en confianza y en expresar lo que sientes”.
– “Aunque solo se trate de una micro agresión, estoy intentando crear una plataforma para todos los japoneses que tengan la misma apariencia que yo y residentes en Japón y a los que dan el menú en inglés cuando van a un restaurante”
– “De pequeña me enfrenté a una jugadora japonesa. Ella estaba hablando con otra chica japonesa y no sabían que yo estaba escuchando o entendiéndolo que decían. La amiga le preguntó a quién se enfrentaba y contestó que ‘a Osaka’. La amiga respondió ‘ah, esa chica negra. ¿Se supone que es japonesa?’. ‘No lo creo’, replicó la jugadora”


– “Lo recuerdo específicamente porque a veces creo que mucha gente piensa eso de mí”.
– “Los problemas de racismo en América no se pueden trasladar así por así a Japón, ahí a veces hacen ‘blackface’ (caricaturizar los estereotipos raciales negros, una práctica considerada ofensiva y racista) y cosas así, pero es más ignorancia que odio”.

Derechos humanos y ‘por qué tú y yo no’
– “Odio que personas aleatorias digan que los deportistas no deberían meterse en temas políticos y limitarse a entretener. Para empezar, esto es un tema de derechos humanos. En segundo lugar, ¿qué te da más derecho a expresarte a ti que a mí? Por esa lógica si tú trabajas en Ikea ¿solo estás autorizado a hablar de muebles?”.

También explica lo especial que era Kobe como su mentor y la presión como ex nº1.

‘Mentalidad Mamba’: “No, sé mejor”
– “Hubo algunas derrotas realmente duras. No sabía ni que él estuviera pendiente, pero me mandaba mensajes de texto positivos y me decía que aprendiera de esas derrotas. A mí desde luego me ayudó”.
– WSJ recuerda que una vez Osaka explicó que “cuando le dije que aspiraba a ser como él me dijo ‘no, sé mejor’”

¿Una emergencia? El hombro en el que llorar
– Naomi explica que “mi hermana Mari”, también tenista profesional, muy cercana a ella y de 24 años, “es la persona a la que sé que puedo llamar en cualquier situación de necesidad o emergencia”.
– “Sabe cómo tranquilizarme y hacer que vuelva a centrarme”

La presión por volver a ser la número 1
– “Hay momentos en los que aún no sé cómo llevarlo. Si gano, mi mente piensa ‘esto es lo que se supone que debo hacer’, así que no celebro las victorias. Y cuando pierdo, realmente soy muy dura conmigo misma”.

FOTO: CAPTURAS @naomiosaka