De 23 años y primera ‘qualy’ en alcanzar las semis, ha tenido que vivir de prestado en España.

Redacción thechampionsvoice.com

Sofia Kenin, vigente campeona del Open de Australia y cuarta cabeza de serie en París, y Petra Kvitová(7), ganadora de Wimbledon en 2011 y 2014, se medirán este jueves en una de las semifinales de Roland Garros 2020 y la polaca Ina Swiatek, de 19 años y nº 54 en el ranking WTA, y Nadia Podoroska en la otra.

¿Quién es Nadia Podoroska?

Pues la sensación del último certamen del Grand Slam más atípico, la primera ‘qualy’ en acceder a la penúltima ronda y la joven tenista argentina a la que su ídolo y referente Gabriela Sabatini está animando con pasión a través de las redes sociales.

Nadia, cuyo apellido remite a sus raíces ucranianas, nació en Rosario, patria chica también de Leo Messi, entre otras estrellas albicelestes, y reside en Alicante desde marzo de 2019.

De 23 años y número 131 del mundo, comenzó a empuñar una raqueta con 5 años; con solo 15 logró su primer punto de ranking (2012) y en 2013 se adjudicó su primer torneo profesional, en Santiago de Chile; saldó 2015 como la número 336 WTA y en 2016, una de sus mejores temporadas, acabó en el cuadro principal del US Open y en el ‘top 200’ mundial.

Luchadora y resiliente, Podoroska fue haciendo camino al caminar, sin apoyo económico federativo, sin apenas torneos en su país en los que fajarse.

Reservaba su alojamiento a través de Booking y esperaba hasta el último momento para encontrar el vuelo más barato posible.

También ha tenido su base en Barcelona, y ahora su referente Gabriela Sabatini es su gran fan.

Para poder seguir creciendo, se instalaba, como ha explicado en la publicación Enganche, unos 6 meses en Barcelona cada año, teniendo así una base en Europa y en 2019, tras una racha de lesiones, se mudó a Alicante, viviendo de prestado durante mucho tiempo.

Una beca por su oro en los Panamericanos de Lima-2019 y su clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio han puesto fin a su asfixia económica, pudiendo alquilar un pequeño apartamento.

Antes solo recibía ayuda de particulares o a título privado y todavía ahora cada euro gastado en comida está contado.

La precariedad financiera amenazó con volver a hundirla emocionalmente, como en su día esos problemas físicos de cadera, abdomen y muñeca que la martirizaron por espacio de casi dos años y que la mantuvieron en el dique seco durante 8 meses, hasta su regreso en 2018.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

SEMIS 😍🇫🇷💜 #rolandgarros #teamlasante #disneypluslatinoamerica #equipoARG #vamospormas #teamfila

Una publicación compartida de Nadia Podoroska 🎾🇦🇷 (@nadiapodoroska) el

La falta de apoyo económico y un entrenamiento mental con neurociencia y bompu zen, ahí.

Un programa de ejercicios mentales diseñado especialmente para ella por Pedro Merani, paisano suyo y que dirige a la selección de bowling de Qatar, le ha permitido fortalecer su cabeza: según Clarín, el sistema con el que trabaja fusiona aspectos de la neurociencia y del bompu zen, variante de la escuela de budismo “despojada de la cuestión religiosa”.

Apodada ‘la Rusa’ (sic) en Rosario, la propia Nadia destaca “no está relacionado con la psicología, es un entrenamiento mental para competir, con ejercicios diarios de meditación, relajación, visualización. Es un proceso de autoconocimiento”.

Pase lo que pase en las ‘semis’ de Roland Garros 2020, Nadia Podoroska enfila un futuro brillante. Talento le sobra, y se llevará un buen pellizco de la dotación en premios del torneo parisino y también se están produciendo cambios en la Asociación Argentina de Tenis, que mira más por el tenis femenino, aunque las carencias siguen siendo muchas.

En febrero de 2020 Nadia conoció a Gaby Sabatini en persona en Buenos Aires. Fue la ganadora del US Open de 1990 y ex número 3 WTA la que se le acercó; de unos días a esta parte, le dedica los mejores elogios.

Nadia Podoroska, la sensación argentina de Roland Garros, con Gabriela Sabatini, su gran referente. FOTO: CAPTURA @nadiapodoroska