El 18 de julio de 1976 Nadia Comaneci protagonizó uno de los momentos indelebles de la historia del deporte mundial firmando el primer ‘10’ sinónimo de perfección en gimnasia.

Este sábado se cumplen 44 años de aquella gesta y las imágenes de la extraordinaria actuación de la carismática niña rumana, que en noviembre de 2021 cumplirá los 60, han vuelto a desempolvarse.

La propia Nadia ha dado en Instagram las gracias por las felicitaciones que nunca faltan en tan señalada fecha y hecho hincapié en que su éxito en los Juegos Olímpicos de Montreal fue el de todo el equipo representativo del país del que huyó en 1989 para establecerse en Estados Unidos previas escalas en Hungría y Austria.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

44 years ago today @olympics1976 first #perfect10 ❤️ @olympics @olympicchannel

Una publicación compartida de Nadia Comaneci (@comaneci10) el


Comaneci, casada con un Bart Conner que le brindó refugio y un nuevo hogar y madre de un hijo, Dylan, asimismo gimnasta, es la responsable del ‘boom’ de la gimnasia USA, con Simone Biles como máxima exponente.

Nadia y Bart regentan una escuela en Norman (Oklahoma), con 30 entrenadores y con 1.500 niños y niñas inscritos cuyas madres no dejan de explicarle a Bart, exgimnasta estadounidense, que “Nadia fue mi fuente de inspiración”.

“Me gusta trabajar con niños”, insiste Nadia, que tenía 14 años y medio en Montreal-76 y cero presión, y que paralelamente tiene una escuela de iniciación a la gimnasia y la actividad física en Bucarest, donde asimismo se aplica el método GymNadia de forma armoniosa y lúdica.

“En mis tiempos había rutinas, que eran bastantes aburridas. Yo les daba el ‘toque Nadia’ a los elementos, dotándolos de mayor profundidad, haciéndolos más grandes”.

“Al principio ni me enteré de que había logrado y tampoco sabía que yo era la primera en obtener uno”, recuerda ahora la mujer que en su día soñó con ser médico, pero cuyo destino fue otro, siempre a partir de un ejercicio de barras asimétricas impecable.


Lo que sí sabe es “cuánto desean los niños conseguir algo”, y se encarga de formar nuevas y futuras estrellas sin necesidad de métodos agresivos.

Nadia, que sigue haciendo gala de una flexibilidad envidiable y que lidera proyectos solidarios y humanitarios en EE.UU. y en Rumanía, y Bart entrenan el alma, priorizando la felicidad de los pequeños.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Looking forward for the little ones to go back soon to #fun #joy @gymnadia ❤️

Una publicación compartida de Nadia Comaneci (@comaneci10) el

Las gracias, pues, hay que dárselas a ella y a su esposo, sobre todo en tiempos marcados por denuncias por abusos sexuales, físicos y psicológicos.

FOTO: CAPTURAS @comaneci10 / @gymnad / VÍDEO DEPORTTV