La coach española lleva desde 2019 en el Suzuka Unlimited y ya ha conquistado su primer título.

Redacción thechampionsvoice.com

La española Milagros Martínez Domínguez es la primera mujer entrenadora de un equipo de fútbol masculino en Japón, donde paralelamente la campeona del mundo Yuki Nagasato hará ahora historia como primera jugadora de un equipo de hombres, el Hayabusa Eleven, de categoría amateur.

Plenamente integrada, respetada y venerada, Milagros lleva desde enero de 2019 en el Suzuka Unlimited, un conjunto semiprofesional de la JFL nacido en 2008 por la fusión de Mie FC Rampole y Suzuka Clubcon el sueño de acabar representando a la Prefectura de Mie (Kansai) en la J-League, la máxima división masculina.

La JFL es por su parte la máxima categoría amateur, en la que el Suzuka Unlimited ingresó en 2019 comosubcampeón de la Liga de Campeones Regionales (noviembre de 2018).

Integrada, respetada y venerada, la ‘ex’ técnico del Albacete femenino está creando escuela.

En la segunda temporada bajo la tutela de Milagros, la de 2020, marcada por la pandemia de la COVID-19 y con un montón de partidos oficiales cancelados, el equipo ha ganado ya la Copa Prefectura, integrada en la Copa Emperador, en la que seguirá participando a partir del 16-S en busca de un ‘alirón’ mayor.

Para la coach, de 35 años y poseedora de la Licencia UEFA Pro, la Prefecture Cup es el primer título de su palmarés y la espoleta para ir a por más con sus chicos.


Antes de hacer historia en Japón, la ex futbolista pasó por el Albacete femenino como entrenadora asistente, entrenadora y responsable del fútbol base y asimismo por el Atlético Tomelloso.

Se quedó en el paro por un reajuste, un mazazo para esta mujer todo pasión futbolera.

Al no llegarle ofertas, Milagros comenzó a mandar su CV y a publicitarse en redes sociales.

Se ganó a los chicos con su apuesta de juego y psicología: acabar de implantar en 4-3-3, el reto.

Paralelamente, como explicó el Japan Times, el Suzuka Unlimited decidió apostar por una mujer para relevar a su ‘míster’ Keiju Karashima, a modo de “desafío para marcar la diferencia frente a nuestros adversarios”.

Y como ha explicado el propio club, inició la búsqueda en Google, poniendo “fútbol entrenadora femenina”, y llegando a Milagros a través de Yuriko Saeki, compañera de profesión.

Una vez la JFL aprobó el fichaje de la española para su Liga masculina, Milagros Martínez puso manos a la obra, con mucha psicología y con una propuesta de juego atractiva.

Paso a paso, su idea ha ido calando y los resultados están llegando en forma no solo de buenas sensaciones sino también de victorias.

El Suzuka Unlimited está cada vez más preparado para asimilar el 4-3-3 que Milagros trató de implantar de entrada, sin éxito. Tuvo que volver al 4-4-2: acostumbrados a un fútbol directo sus chicos volaban sobre el terreno, pero se les atragantaba la posesión.

El club, a por todas tras dar con ella poniendo “fútbol entrenadora femenina” en el buscador.

Todo apunta a que Milagros Martínez Domínguez creará escuela en Japón, y su extraordinaria labor ha llamado la atención de la FIFA, que le ha dedicado un reportaje de reconocimiento en su web oficial.

Las frases de Milagros:

Disciplina táctica: “En términos de técnica, mis jugadores son increíbles. Les pones a hacer un rondo y están 20’ sin que el compañero en el centro consiga tocarla. Pero en los partidos les cuesta trasladar eso al juego, y es ahí donde tenemos la mayoría de problemas de orden táctico. Durante la semana trato de centrarme en la táctica, pero sin volverlos locos”.

Rebosantes de entusiasmo: “A veces tengo que frenarlos. Entrenamos una hora y 45 minutos y se van a correr alegando que aún no están suficientemente cansados”.

Campeones de Copa Prefectura: “Estoy encantada. Después de tantas sesiones de entrenamiento y sin partidos que jugar (por el coronavirus) hace que te sientas genial, sobre todo porque (la final) era un derbi y el año pasado habíamos perdido por penaltis ante el mismo rival”.

Toda una celebridad: “Cuando estoy por Tokio la gente me para para hacerse selfies conmigo. Y en el sur del país hay una niña que cada mes me manda un regalo.  Un día vino a ver un partido y me dijo que quería ser entrenadora”.
“éstas son las cosas que hacen que aprecies lo que estás haciendo”.

Cambio de país y de cultura: “Lo peor fue tener que decirle a mi madre que me iba a Japón, yo pensaba ‘no se lo va a tomar nada bien’. ¡Pero luego me dijo que no volviera!”
– “Al principio los chicos empezaban a reír cuando yo entraba en el vestuario o había alguno que pedía perdón por no llevar la camiseta puesta”.
– (Pero la integración no fue difícil). “Yo les preguntaba por sus familias y trabajos, y realmente estaban sorprendidos. Intento hablar con dos o tres de ellos cada día y así es como me los gané”.
– [Además, Milagros programa partidillos o actividades de grupo: su metodología ha calado tan hondo que algunos futbolistas de la plantilla se han apuntado a cursillos para ser entrenador].

FOTO: CAPTURA SUZUKA UNLIMITED