La lenguaraz futbolista, que ya se las tuvo con Trump durante el Mundial de Francia-2019, vuelve a la carga.

Megan Rapinoe se las tuvo, a través de las redes sociales, con el mismísimo Donald Trump durante el Mundial de Francia-2019 y ahora la vigente FIFA The Best y Balón de Oro ha plantado cara al COI por vetar el lanzamiento “de cualquier mensaje político” por parte de los deportistas participantes en Tokio-2020: “No nos silenciarán”, ha explotado la capitana de la selección femenina USA de fútbol, que buscará su quinto oro en la capital japonesa.

Megan, que en 2016 se arrodilló antes de un partido de la NWSL mientras sonaba el himno nacional y que se negó a cantar la letra del mismo durante la última Copa del Mundo, ha reaccionado con vehemencia a las directrices publicadas esta semana por el propio Comité Olímpico Internacional y que prohíben a deportistas, a entrenadores, árbitros y demás acreditados:

– exhibir cualquier tipo de mensaje político, incluidos signos o brazaletes
– gestos de naturaleza política, como gestos con la mano o arrodillarse
– negarse a seguir el protocolo de las ceremonias

– en todos los escenarios olímpicos, incluyendo el campo de juego y la Villa Olímpica
– en las ceremonias de entrega de medallas
– en las ceremonias de inauguración y clausura
– durante ruedas de prensa y entrevistas en zona mixta, centros de prensa y el centro internacional de radiodifusión
– en reuniones o eventos de equipo
– vía medios digitales o tradicionales u otras plataformas

“Se está haciendo tanto por las protestas, se está haciendo tan poco por lo que estamos protestando”.

El COI asimismo recalca que cualquier infracción de lo estipulado por la regla 50 de la Carta Olímpica será evaluada por el propio organismo conjuntamente con el Comité Olímpico Nacional y la Federación Internacional pertinentes, y que se procederá a acciones disciplinarias.

Cabe señalar que los infractores pueden, pues, ser expulsados de los Juegos y que según la citada normativa “no está permitido ningún tipo de demostración o propaganda política, religiosa o racista en ninguno de las sedes, escenarios u otras áreas olímpicas”.

 

En los Juegos no estará permitido arrodillarse durante el himno ni otras manifestaciones, gestos o signos.

La respuesta de Megan Rapinoe no se ha hecho esperara: la lenguaraz jugadora del Reign FC critica con dureza que “se está haciendo tanto por las protestas” y a la vez “se está haciendo tan poco por lo que estamos protestando. No nos silenciarán”.

Su desafiante post de Instagram incluye unos aros olímpicos de los que salen 5 puños alzados, todo ello bajo las palabras ‘arrodillarse’, ‘gestos con la mano’ y ‘signos’ tachadas.

La futbolista, de 34 años, es contraria a la política del actual gobierno USA, presidido por Trump, en materia de igualdad de género y de pago; también es activista contra la homofobia y el racismo.

Su nueva declaración de guerra está siendo secundada, aunque también tiene detractores.

FOTO: CAPTURAS @mpinoe

Redacción thechampionsvoice.com