La presión de Marta Marrero, denunciando la injustica de que estaba siendo objeto el pádel en el marco de la desescalada, ha surtido efecto: la número 1 del mundo ha ejercido como tal, dando una poderosa voz a todas sus compañeras del World Padel Tour y a los clubes de toda España, muchos de ellos en peligro de desaparición.

Bajo el grito de guerra #enelpadelSIhaydistancia, la extenista ha criticado que el Gobierno hubiera prohibido en primera instancia la práctica por parejas hasta del Fase 3 del desconfinamiento cuando, “eso sí, 10 personas en una terraza” de bar o restaurante “sí pueden estar”.

Marta aludía a que, efectivamente, en el pádel por parejas se puede mantener la distancia de seguridad, de 2 metros entre mesas en las terrazas y de 1,5 m. de los camareros con respecto a los comensales, entre los que sin embargo es casi nula.

Alivio para jugador@s y 2.000 clubes en peligro

Gracias a su insistencia, y a la de la Federación y otros estamentos, salvo contraorden a partir del este lunes ya estará permitido el pádel a 4, un alivio para los propios deportistas y también para esos 2.000 clubes cuya existencia estaba en juego si esa luz verde se hubiera demorado hasta la Fase 3, como inicialmente estaba previsto.

En su llamamiento a través de Instagram, Marta condenaba que el pádel hubiera sido calificado de “deporte de riesgo medio” de contagio, considerando que al practicarse por parejas no se mantenía la distancia de seguridad por la COVID-19.

Marta Marrero destacaba que en Portugal el pádel es visto como modalidad de bajo riesgo, apelando a un cambio de las directrices gubernamentales españolas.


Cabe recordar que la jugadora, de 37 años, es desde 2017 del Augusta Padel by Marta Marrero en Sant Cugat(Barcelona) y ya había reclamado al CSD un pasaporte para todos los deportistas de alto nivel, los del pádel incluidos, y que les permitiera acudir a entrenar antes de la Fase 1.

FOTO: CAPTURA @martamarreropadel