Naomi Osaka, finalista del US Open 2020 tras imponerse en ‘semis’ a Jennifer Brady por 6-7 (1), 6-3, 3-6, está rindiendo un aplaudido homenaje a las víctimas afroamericanas de acciones de brutalidad policial o supremacía blanca luciendo sus nombres en la mascarilla higiénica cada día de partido.

Pero la tenista japonesa también ha evocado la figura de Kobe Bryant, su gran amigo y mentor.

Osaka, de 22 años y número 9 el ranking WTA, se medirá pro su segunda corona de Flushing Meadows a la bielorrusa Victoria Azarenka, por su parte verduga de Serena Williams (3) en duelo de mamás por 6-1, 3-6, 3-6: cuarta cabeza de serie, Naomi saltará a la pista con la ‘Mamba Mentality’ que ya la llevó a remontar ante Brady después de sudar tinta en el ‘tie break’ en que derivó el primer set.


Naomi recordó a Philando Castile, fallecido en 2016 por disparos de una agente de policía en un control de tráfico, antes del partido y a Kobe una vez sellada la victoria, que le da acceso a su segunda final en NY tras la de 2018, saldada con victoria.


Las cámaras captaron a la japonesa negra portada de Time y el Magazine del Wall Street Journal sentada en las gradas para ver el encuentro entre Serena y Vika con una camiseta de los Lakers del añorado y venerado Mamba Negra.

Además, lleva una dedicatoria a su ‘Big Bro’ en la bolsa de raquetas.

FOTO: CAPTURAS @naomiosaka -@nike / VÍDEO @ESPN