En su charla con Alejandro Blanco en la sede del Comité Olímpico Español, Lydia Valentín habló de su lucha personal contra esas rivales dopadas que tanto han mancillado el deporte de la halterofilia e insistió en que una chica no se convierte en chico por practicar deportes de fuerza, el suyo incluido.

Pero, además, la campeona olímpica, del mundo (x2) y de Europa (x4) y el presidente del COE realzaron una figura clave para que un o una deportista acabe triunfando: el primer entrenador.

El deporte sigue siendo la familia, el primer entrenador y el primer club”, destacó Alejandro Blanco, “y como eso no funcione el chico nunca llegará arriba”, destacó Alejandro Blanco, aludiendo a la especial relevancia de quien sabe descubrir campeones y campeonas en estado embrionario, motivarlos y formarlos humanamente, éticamente y deportivamente.

Blanco elogió el trabajo impagable y fundamental de “esos primeros entrenadores a los que nadie conoce, que son anónimos” y que “hacen una labor espectacular”.


Al hilo, Lydia recordó al hombre que la descubrió en edad escolar y supo ver en ella a la Lydia Valentín que haría historia en el futuro levantando pesas.

“Tengo mucho que agradecerle a Isaac Álvarez, que era mi (primer) entrenador (cuando ella “tenía 11, 12 años”). Él me motivaba constantemente, me decía ‘Lidia, tú eres muy buena, sigue entrenando, vas a prepararte el Campeonato de Castilla-León, el Campeonato de España, puedes estar con las mejores, tienes muchas cualidades. Yo me lo creía. Yo era una esponja, y decía ‘a lo mejor sí’”, recordó la berciana.

“Yo ahora voy (a Ponferrada) por Navidades o en verano, y veo cómo entrena a las niñas, porque en el club solo hay un niño entrenando, el tacto que tiene…”, destacó y alabó su forma de “trabajar con niños, (porque) al final son niños”, cuyo camino hacia la cima comienza bajo tutela de personas como Isaac.

Isaac Álvarez, el descubridor de Lydia Valentín, a la derecha de la campeona olímpica, del mundo y de Europa de halterofilia. Alejandro Blanco, presidente del COE, aparece el segundo por la izquierda. FOTO: CAPTURAFEDEHALTER.ORG