‘Operación bikini’ sin riesgos para tu salud y con hábitos de alimentación top.

El portal estadounidense US News ha evaluado con ayuda de expertos en salud las dietas de adelgazamiento para establecer la lista de las 10 más efectivas en cuanto a pérdida de peso y a la vez más recomendables para cuerpo, organismo y mente.

¿Quieres bajar unos kilos sin riesgos ni letra pequeña y de paso adquirir hábitos de alimentación beneficiosos a medio y largo plazo?

¿Quieres combatir el colesterol alto y prevenir problemas coronarios o neurodegenerativos?

¿Quieres que la báscula pase de ser el peor enemigo a ser tu gran aliado?

Aquí tienes 10 dietas punteras a elegir. Recuerda que el ejercicio físico es el complemento ideal y que médicos y nutricionistas siempre te asesorarán.

1. LA DIETA MEDITERRÁNEA
– permite adelgazar y, según diversos estudios, minimizar el riesgo de padecer cáncer
– aunque españoles, griegos, italianos y franceses no coman lo mismo, su alimentación se basa en categorías de productos contenidas en la denominada pirámide de la dieta mediterránea
– en la base figuran los alimentos que deben sustentar la dieta y en los espacios superiores, los que se han de consumir con moderación
– la base de la pirámide está representada por los alimentos de origen vegetal, que aportan nutrientes clave y sustancias protectoras que contribuyen al bienestar general y a conseguir una dieta equilibrada

– se recomienda que cada comida y cena garanticen un mínimo de 2 raciones de verduras, 1-2 raciones de cereales (pan, pasta, arroz o cuscús), 1 ración de aceite de oliva y 1-2 raciones de frutas como postre
– a lo largo del día son recomendables 2 raciones de derivados lácteos (yogur o queso), 1-2 raciones de frutos secos  aceitunas o semillas y el consumo de hierbas, especies, ajo o cebolla
– también se recomienda el consumo de un máximo semanal de 3 raciones de patatas y 2 raciones de legumbres
– y se recomiendan 2-4 raciones semanales de huevos, 2 raciones de carne magra (pollo, pavo, conejo), un máximo de 2 raciones de carne roja
– se recomienda restringir las carnes procesadas (hamburguesas, salchichas, etc.)
– y se recomienda restringir los dulces y los productos de pastelería por su elevado contenido en azúcar

2. LA DIETA DASH
– esta dieta se creó esencialmente para reducir la hipertensión mediante la reducción de peso
– sin embargo, también se utiliza como dieta de adelgazamiento al uso
– las directrices: comer mucha fruta y verdura, productos lácteos desnatados y pocas grasas saturadas
– el consumos de pescado, carne magra, nueces y productos integrales debe ser con mesura
– quedan prohibidos los productos procesados o la bollería industrial por su elevado contenido en azúcar, sal y aditivos
– con esta dieta se consiguen hábitos saludables a largo plazo

También te puede interesar: Qué beber cuando aprieta el calor

3. LA DIETA FLEXITARIANA
– se llama flexitariana porque es flexible y vegetariana en el sentido de abogar por los beneficios de la alimentación vegetariana sin ser 100% vegetariana
– la base son los productos de origen vegetal, con inclusión ocasional de carne
– no se consume carne como mínimo tres días a la semana
– se incrementa el consumo de legumbres, productos de soja y verdura y frutas, por lo saludables y saciantes
– el tofu, las lentejas y las semillas y nueces no deben faltar en el menú
– esta dieta contribuye a un bienestar integral

Combate el colesterol alto, prevén dolencias coronarias y gana en bienestar.

  1. LA DIETA WEIGHT WATCHERS
    – este método de adelgazamiento no se basa en contar calorías sino en ir sumando puntos
    – cada alimento y cada plato tienen un número determinado de puntos o propoints
    – estos propoints se basan en los nutrientes, teniendo en cuenta fibra, grasas, hidratos de carbono y proteínas, y el tiempo de metabolización
    – en función del peso corporal, la estura, el sexo y la edad hay un límite de puntos diario prestablecido que no puede rebasarse
    – la frutas frescas (no en zumo) y la mayoría de verduras valen 0 puntos: puedes comer cuanto quieras
    – otros alimentos tienen puntuaciones más altas, por lo que su consumo debe regularse
    – no hay nada prohibido: los puntos ayudan a equilibrar  la alimentación
    – el concepto consiste en animar a perder peso disfrutando de la comida
    – para apoyar y motivar a los seguidores de esta dieta se celebran reuniones de grupo
  2. LA DIETA DE LA CLÍNICA MAYO
    – esta dieta está desarrollada por especialistas de la prestigiosa Clínica Mayo
    – se centra en alimentos de baja densidad energética, o sea los que sacian peses atener pocas calorías: verduras, frutas y productos integrales (como aporte de carbohidratos)
    – las grasas no saturadas, beneficiosas para el corazón, asimismo están recomendadas
    – y los productos lácteos bajos en grasa, admitidos
    – las proteínas por las que se aboga son las magras de las legumbres
    – no hay alimentos prohibidos en sí, pero hay que respetar estrictamente las porciones diarias establecidas
    – persigue un estilo de vida saludable, ya que se completa con ejercicio físico regular
    OJO: la denominada dieta de los huevos no tiene nada que ver con esta dieta

También te puede interesar: ¿Quemar calorías? ¡A bailar!

6. LA DIETA MIND
– MIND es el acrónimo de Mediterranean-DASH Intervention for Neurodegenerative Delay, es decir una dieta con la dieta mediterránea simplificada como base y de intervención para el retraso neurodegenerativo
–  esta dieta no solo permite adelgazar, sino que también es beneficiosa para el cerebro y ayuda
– se basa en estudios científicos sobre la relación entre la alimentación y el rendimiento mental en personas mayores
– no solo proporciona bienestar físico y mental, también cuida el corazón y la circulación y ayuda a combatir el Alzhéimer
– verdura fresca, pescado y aceite de oliva no pueden faltar, ni tampoco una copita de vino, por los antioxidantes
– las carnes rojas, la pastelería y bollería, los dulces y el queso están prohibidos
– propone 10 grupos de alimentación sanos para el cerebro:
verduras de hoja verde | otras verduras | frutos secos | arándanos | legumbres | cereales integrales | pescado | pollo | aceite de oliva | vino (una copa al día)

7. LA DIETA VOLUMÉTRICA
– el secreto de esta dieta radica en los alimentos con una densidad energética baja y un elevado contenido líquido
– llenas tu plato con alimentos sanos y ricos desde el punto de vista nutricional por su contenido en fibras y agua
– se trata de productos que aportan volumen al plato y que a la vez tienen pocas calorías
– puedes comer más carbohidratos y proteínas sin exceso de calorías
– la dieta apuesta por sopas bajas en grasa y platos mixtos equilibrados
– manzanas, zanahorias, almendras, huevos, queso fresco o bacalao desalado son recomendables
– no lo son los embutidos, el queso curado o la mantequilla
– quien se alimenta de forma volumétrica ingiere líquido de forma indirecta y directa (agua, té u otras bebidas sin calorías)

La báscula ya no será el gran enemigo: consulta la lista con las opciones.

8. LA DIETA TLC
– TLC son las siglas de therapeutic lifestyle changes (cambios terapéuticos del estilo de vida)
– esta dieta se creó para reducir el colesterol alto y el riesgo de enfermedades coronarias
– pero al garantizar una pérdida de peso saludable, también se usa como dieta de adelgazamiento convencional
– la dieta TLC se basa en el consumo de ácidos grasos no saturados (nueces, aceitunas, aguacates, salmón, trucha, aceite de oliva)
– no son recomendables alimentos como beicon, carne de pato, fritos, queso, mantequilla, nata, chocolate y comidas procesadas debido a su contenido de grasas saturadas
– en líneas generales, el porcentaje medio de grasa no debe superar el 25-30%
– al contener carbohidratos buenos, la pasta y el pan integral, por ejemplo, sí están aceptados

También te puede interesar: La alcachofa, tu gran aliado

9. LA DIETA NÓRDICA
– asimismo beneficiosa para la salud, la dieta nórdica comparte muchas características con la dieta mediterránea, pero se basa en alimentos procedentes tradicionalmente de Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia
– se recomienda consumir productos integrales de centeno, avena y cebada por lo saciantes
– patatas, setas, legumbres, col, vegetales de hoja verde y hortalizas de raíz son la base de este tipo de alimentación, que asimismo aboga por el aceite de colza y recomienda consumir manzanas, peras, frutas del bosque y bayas
– la carne, la de caza incluida, y el pescado también son bienvenidos, al igual que los productos lácteos bajos en grasa
– en líneas generales, se trata de promover el consumo de cereales enteros, fruta y vegetales a la vez que se excluyen las grasas saturadas

10.  LA DIETA ORNISH
– dieta desarrollada por el cardiólogo Dean Ornish para contribuir a prevenir enfermedades cardiovasculares y coronarias
– está basada en un cambio de hábitos del estilo de vida: alimentación muy baja en grasa y vegetariana, actividad física 6 días a la semana durante al menos 30’, un mínimo de 60’ diarios de gestión del estrés (meditación, yoga, ejercicios de respiración y relajación) y apoyo social
– esta dieta combate, también, el envejecimiento celular
– las premisas básicas son comer mejor y reducir las grasas
– la base nutritiva son frutas y verduras, con suplementos de pescado o aceite de pescado y consumo muy ocasional de productos de origen animal
– esta propuesta ha tenido algunas críticas por lo radical

FOTOS: PIXABAY / CAPTURA Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación – Gobierno de España