Laia Sanz trabajó duro en el gimnasio habilitado en su casa durante el confinamiento por la COVID-19 y, ya en el marco de la nueva normalidad, ha seguido haciéndolo tanto en el gym como a lomos de una moto, recuperando sensaciones y dándolo todo en cada jornada de entrenamiento, en el Pascuett Offroad Center incluido.

La ‘reina del Dakar’, 13 veces campeona del mundo de trial y 5 veces campeona del mundo de enduro regresará ahora a la rutina para su puesta a punto de cara a futuras competiciones y retos tras unos días de vacaciones en Menorca.

Con Betriu, Josep Maria Servià y Fina Román

Novena en la clasificación general final de motos del Dakar 2015 y mujer piloto que ha completado todas y cada una de las 10 ediciones del mítico raid afrontadas, Laia cambió casco, guantes y mono por el traje de baño y los tramos de tierra y piedras por las aguas del Mediterráneo.


Laia, de 34 años, nadó, buceó y recargó pilas a bordo de la embarcación compartida con un grupo de amigo, con Jaume Betriu (enduro), Josep Maria Servià (raids) y Fina Román (copiloto y navegadora off road) entre ellos.

FOTO: CAPTURAS @laiasanz_85