“Tuve un momento de duda porque me esperaban cinco meses sin poder competir”.

Redacción thechampionsvoice.com

En 2021, cuando salvo contraorden se lleven a cabo el Europeo femenino de basket (17-27 de junio) y los Juegos Olímpicos de Tokio (23 de julio-8 de agosto) Laia Palau tendrá 41 años.

La base catalana, capitana fuera de serie del equipo español desde 2014, tiene la mente puesta en ambas citas, aunque, como ha explicado en un Twitter Live #EnCasa a través de a cuenta oficial de las selecciones españolas de baloncesto, la idea de retirarse le ha pasado por la cabeza ahora en confinamiento por la COVID-19.

“A lo mejor es el momento de dejarlo”, ha calibrado. Sin embargo, para tranquilizar a sus incondicionales cabe señalar que todo apunta a que estará en ambas citas, dispuesta a lograr otro éxito con #LaFamilia con unas compañeras de las que dice ser “muy fan”.

Además, podrá aumentar su ya impresionante botín de medallas en las grandes citas internacional, 12 en total, una más que Pau Gasol, junto al que comandaba el ranking hasta superarle con el oro en Europeo de 2019.

Pero todo apunta a que sí participará en el Europeo de 2021 y en Tokio, con 41 años.

Cabe recordar que la también base del Spar Citylift Girona lleva 8 preseas continentales, 3 mundialistas y una olímpica y 3 oros, 3 platas y 6 bronces en total, contra 3 medallas olímpicas, una mundialista y 7 europeas de Pau (4 oros, 4 platas y 3 bronces) y que en 2017 dijo adiós a la selección… volviendo poco después por “presión popular”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Seguimos bailando!! Resistencia!! #unsueñocompartido #toma🍅

Una publicación compartida de Laiapalau (@laiapalau9) el


Si de cara a 2021 acabara diciendo “basta”, se repetiría el clamor y lo más probable es que recularía nuevamente.

La propia Laia cree que su condición de referente no se debe solo a su longevidad (sus inicios se remontan 1991 como infantil, a 1997 en el Universitari de Barcelona y a 2002 con la selección) sino también a cómo hace las cosas: es una garantía de éxito colectivo y esa jugadora a la que pasar el balón cuando las cosas se tuercen.

“Me sabría mal no estar”, confiesa y dice ser “muy fan” de sus compañeras de selección.

Éstas son las declaraciones de Laia Palau a preguntas de los aficionados:

“Al principio del confinamiento tuve un momento de duda, pensé que me esperaban cinco meses sin poder competir y que a lo mejor es el momento de dejarlo”.

“Estoy tan tranquila y tan contenta con la carrera que he hecho y con la forma en que he hecho las cosas que me sabrá muy mal si no puedo estar en los Juegos del año que viene, pero seguiré estando muy satisfecha. No quiero plantearme un más allá. Mejor ir poco a poco”.

“Siempre son exigentes los veranos con la selección. Tengo muchas ganas de ver si es verdad que estaré (en 2021) y que llego en buenas condiciones para la doble cita. Últimamente digo mucho que no voy a dejar yo de jugar al baloncesto, sino que el baloncesto me va a dejar a mí”.

“Ya veremos cómo es la preparación en cuanto a desgaste al tener que afrontar dos campeonatos consecutivos. El Europeo va a ser especial, porque sabemos lo que significa estar otra vez en casa. En los Juegos esperamos que todo salga bien; no digo que el problema del coronavirus se vaya a extender tanto, pero va a determinar muchas cosas”.

“Me gusta ir paso a paso. Me centraré en el estado de forma cuando acabe el confinamiento, en cómo me voy a preparar otra vez para afrontar la Liga el año que viene. Para entonces aún falta mucho”.

“Creo que hay gente que valora cómo hago las cosas más allá de mi longevidad deportiva. Al ser base del equipo, más allá de ser capitana o no, muchas veces estás al frente y pasan por ti cosas como el juego o la dirección. He tenido una carrera con muchos éxitos y al final todos estamos aquí para intentar ganar”.

“Es difícil llegar a cierto nivel, y es más complicado mantenerlo. Sigo diciendo que tengo mucha suerte con el físico que tengo, porque no he tenido ninguna lesión importante que aún arrastre hoy”.

“En la selección estamos viviendo una época muy buena y eso siempre te anima continuar: estiras un poco más la goma. Hay una parte de físico y una de cabeza que me permite seguir aquí mientras siga disfrutando con lo que hago a diario”.

 

“Hay tan buen ambiente que te anima a seguir y estiras un poco más la  goma”, asegura.

“Yo soy muy poco de verme jugando a mí misma. Pero a veces cuando me lo encuentro pienso que jugamos muy bien, que es un gustazo. Soy muy fan de mis compañeras de equipo, me parece que son unas grandísimas jugadoras y personas”.

“Tenemos mucha suerte de haber podido compartir todos estos años y que encima nos hayan salido bien las cosas, lo hemos aceptado todo con la humildad que tenemos. Sabemos que cada año es más complicado, pero queremos lograr más cosas y podemos hacerlas juntas”.

“El baloncesto es un deporte maravilloso que tiene mucha riqueza en muchos aspectos. Para mí es muy importante el hecho de que sea un deporte de equipo, eso le da un valor añadido. Además, tiene una riqueza técnica y táctica que no tiene fin”.

“Yo voy a entrenar cada día y aprendo cosas, el baloncesto es infinito. Pasan muchas cosas y es una adrenalina total. Hay que disfrutar del camino, del día a día, de encontrarse con las compañeras y de intentar ser cada día mejores”.

Laia Palau, posando con Encarna Hernández, la histórica ‘Niña del gancho’ y mostrando una de sus 12 grandes medallas internacionales, récord  del baloncesto español. FOTO: CAPTURA @laiapalau9