Ana Carrasco, que en 2018 se convirtió en la primera mujer piloto en proclamarse campeona del mundo de motociclismo, fue intervenida el pasado 15 de septiembre por la doctora María Teresa Ubierna y su equipo de la doble fractura de vértebras sufrida durante unos test en Estoril (Portugal).

La fuera de serie murciana, de 23 años, ya ha sido dada de alta en el Hospital Universitari Dexeus de Barcelona y ahora afronta un largo proceso de recuperación, con ejercicios isométricos para empezar-

La piloto de Kawasaki se pierde lo que resta de Mundial FIM Supersport 300 de 2020 y confía en poder volver a competir en óptimas condiciones en 2021.

Ana, homenajeada por el cinco veces campeón del mundo Jonathan Rae el pasado fin de semana en el Circuit de Barcelona-Catalunya, ha compartido en redes sociales una espectacular imagen de la enorme cicatriz que le ha dejado la intervención practicada por la prestigiosa especialista en cirugía traumática de la columna vertebral.


“Dicen que lo que no te mata te hace más fuerte… ¡pues aquí estamos, con ganas de volver más fuertes que nunca!”, reza el texto del post, en cuya imagen la ceheginera deja a la vista una hilera de unas 30 grapas en la espalda mientras alza el pulgar y sonríe: Ana Carrasco, siempre genio y figura.

FOTO: CAPTURA @AnaCarrasco_22