Ex goleadora y 1ª mujer en entrenar a un equipo de hombres en Italia, revela que es lesbiana.

Redacción thechampionsvoice.com

Carolina Morace, uno de los grandes referentes del fútbol femenino de Italia y del mundo, ha salido del armario con 56 años, explicando que lleva una relación de pareja con la ex jugadora australiana Nicola Jane Williams, con la que incluso se ha casado dos veces, una en Bristol (Inglaterra), a bordo de un navío, y otra en el país de las Matildas.

Morace, que recibió el Premio Golden Foot Leyenda en 2019, ha revelado que es lesbiana en entrevista concedida a Corriere della Sera en la cuenta atrás de la puesta a la venta este martes de su libro ‘Fuori dagli schemi’ (‘Fuera de los esquemas’), una autobiografía en la que reflexiona sobre la homosexualidad en el deporte y sobre cómo acometer el crecimiento del #futfem con garantías de éxito.

Carolina es una de las goleadoras históricas de la ‘squadra azzurra’, con 105 tantos en 150 partidos entre 1978 y 1997, y asimismo fue 12 veces ‘pichichi’ en Liga; además, ya como entrenadora, fue la primera mujer en dirigir a un equipo masculino, el Viterbense de la Serie C (1999), aunque dimitió tras dos partidos porque la directiva se metía en táctica y alineaciones.

Aparte, en 2008-09 ejerció de coach del equipo de Parlamentarios Italianos.

Por lo que respecta al fútbol femenino, fue seleccionadora de Italia entre 2000 y 2005 y asimismo se puso al frente de las selecciones de Canadá (2009-11) y de Trinidad y Tobago (2016-17); aparte, se sentó en el banquillo del AC Milan (2018-19).

Carolina, también una prestigiosa analista televisiva de ‘calcio’ masculino, desvela que conoció a Nicola Williams “en un congreso de la FIFA en Tokio” y comenzaron a salir.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Red Carpet Action with a few Legends #goldenfoot

Una publicación compartida de Nicola Williams (@nic_colawilliams) el

Casada en secreto con la exjugadora Nicola Williams, ha hablado al fin “por las chicas jóvenes”.

Williams, de 38 años y madre de una niña, ejerce de entrenadora desde 2003, siempre en Australia hasta 2013; en 2017 trabajó como asistente de Carolina en Trinidad y Tobago y asimismo la acompañó en el club ‘rossonero’, sin que se supiera que eran pareja sentimental.


Las frases más destacadas de Carolina Morace en Corriere della Sera:

Sobre salir del armario: “Lo he hecho por las chicas más jóvenes, no solo en el fútbol, y también por muchas de mis amistades, ya en la cuarentena o la cincuentena y que aún no han encontrado el valor de dar el paso”.
Sobre por qué ella lo ha mantenido en secreto durante tanto tiempo: “Hay momentos en la vida en que ciertas cosas se vuelven naturales y necesarias. De repente nacen las palabras con una nueva espontaneidad, dando valor a quien no lo tiene”.
– “El mundo del fútbol está lleno de prejuicios y homofobia. Yo no culpo a nadie por no salir del armario. Para muchos hombres, es una forma de protección”.
– “Creo que lo correcto es hacerlo cuando sientes que estás listo, cuando estés seguro de poder quitarte la máscara y de que no te la volverás a poner nunca”.

“Recuperar la dignidad”: así el #futfem no será “el pariente pobre” sino “deporte de masas”.

– “Fui yo la que le pidió matrimonio a Nicola, soy una mujer tradicional y me he mantenido fiel a mí misma. Le dije a mi padre ‘papá, me caso’. Me dio la enhorabuena, y le dije ‘pero no es con un hombre’. ‘Perfecto. Lo importante es que tú seas feliz, eso es lo que cuenta’”.
Sobre el crecimiento del #futfem: “El movimiento del fútbol femenino no existía realmente antaño: centenares de mujeres jugaban, pero estaban rodeadas de prejuicios y tildadas de marimachos”.
– “La única manera de motivar a las niñas y de inculcarles la ambición de convertirse en campeonas es devolver la dignidad al fútbol femenino y dejar de considerarlo como el pariente pobre” del fútbol masculino.
– “Si las chicas están motivadas, aumentará el número de practicantes y quizá se convierta en un deporte de masas. Se trata de algo puramente cultural: aquí el fútbol femenino está asfixiado por estereotipos que lo hacen poco apetecible… sí, también hablo de los patrocinadores”.
– “Hay que empezar en las escuelas, explicarles a las chicas que es posible hacer carrera en el fútbol. Y hace falta calidad: el fútbol femenino merece gente culta, inteligente y preparada, no los residuos de un mundo, el masculino, que no lo quiere”.

FOTO: CAPTURAS @carolinamorace_official / @nic_colawilliams