Liv Cooke, campeona del mundo de fútbol freestyle y dueña de cuatro récords universales, hace malabarismos con el balón esté donde esté y esté con quien esté. Así, casi pierde un vuelo por entretenerse con toques sobre la cinta transportadora o deja en evidencia al chico que, por una galantería un tanto machista de la que ella se mofa, le concede la ventaja de comenzar el ‘uno contra uno’ entre ambos: Liv se lo merienda con un recorte y lo remata con un ‘caño’…

FOTO: CAPTURA @WePlayStrong_

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí