Sufría una enfermedad rara incurable que le paralizaba las piernas y se comía ‘sus’ músculos, con dolores insoportables.

La atleta paralímpica belga Marieke Vervoort, de 40 años y campeona de los 100 metros con silla de ruedas en los Juegos de Londres-2012, decidió poner fin a su vida este martes por eutanasia, como ha informado el alcalde de Diest (Flandes), donde residía la deportista.

Cabe destacar que en Bélgica la eutanasia es legal desde 2002 en caso de enfermedades incurables como la suya, una enfermedad rara degenerativa que se ‘come’ los músculos provocando dolores insoportables.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

😢

Una publicación compartida de Marieke Vervoort (@wielemie.marieke.vervoort) el


Como reveló ella misma en 2016 en Le Parisien, la velocista, nadadora, triatleta y jugadora de baloncesto en silla de ruedas ya había iniciado en 2008 los trámites para poder ejecutar la eutanasia en caso de que la parálisis de las piernas fuera a más y se agravara su sufrimiento.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Can’t forget the good memories!

Una publicación compartida de Marieke Vervoort (@wielemie.marieke.vervoort) el

Wielemie, de 40 años ya tramitó la eutanasia, legal en Bélgica, en 2008 y la ejecutó tras años con “valium y morfina”.

“El deporte es la única razón para vivir”, dijo también la carismática ‘Wielemie’, que se refugió en el mismo en una adolescencia marcada por las visitas médicas y “continuas malas noticias”.

En 2016 asimismo explicó en la BBC que “la gente ve que siempre estoy sonriendo, no saben que para mí competir con una silla de ruedas es como una medicación.  No saben que puedo sufrir un ataque epiléptico, revolcarme en el suelo de dolor, gritar y llorar. O que tomo muchos analgésicos, también valium y morfina”.

Marieka comenzó jugando a basket en silla de ruedas. Después se pasó a la natación y de ahí dio el salto al triatlón, proclamándose campeona del mundo de paratriatlón en 2006.

“El deporte es la única razón para vivir”, dijo la extraordinaria velocista en silla de ruedas, paratriatleta y baloncestista.

En 2007 participó en el Ironman de Hawaii, cumpliendo así uno de sus grandes sueños antes de un nuevo cambio de deporte, asimismo saldado con un éxito notorio en forma de oro olímpico en el hectómetro en los Juegos Paralímpicos de Londres-2012, donde asimismo fue plata en los 200 metros, con récord europeo incluido.

Marieke Vervoort también fue campeona del mundo de los 100, 200 y 400 metros en silla de ruedas en 2015 y se colgó dos medallas olímpicas más en Río-2016, siendo plata en los 400 metros y bronce en los 100 metros.


Después de la cita en Brasil, anunció que no competiría más. “Tengo los papeles ahí para cuando ya no aguante más”, recalcó. Al final, la noche de este martes, esta mujer ejemplo de lucha y sacrificio pidió morir por eutanasia, y su fallecimiento ha provocado honda consternación.

El funeral se celebrará en la intimidad.

El mes pasado ‘Wielemie’ cumplió “mi último gran sueño personal”, montar en un Lamborghini Huracán Evolution en el circuito de Zolder.

FOTO: CAPTURA @wielemie.marieke.vervoort

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí