Corea del Sur es el primer país en autorizar nuevamente la práctica del golf profesional femenino, en el marco del Korean LPGA Championship que arrancará este jueves en Yangju a puerta cerrada, por orden gubernamental, pero ofrecido en directo por televisión.

Cabe destacar que el torneo, dotado con 2,45 millones de dólares USA (unos 2,25 millones €) en premios, está integrado en el KLPGA Tour (Circuito LPGA Coreano) y que el LPGA Tour no tiene prevista su reanudación hasta julio, con la disputa del Dow Great Lakes Invitational en Texas (USA) entre los días 15 y 18.

La PGA masculina por su parte volverá a la acción en junio con el Charles Schwab Challenge de Fort Worth, asimismo en Texas.

Tecnología de rastreo y test dirigidos

Corea del Sur ha podido volver a alzar el telón del golf de alta competición debido a su eficiente respuesta a la COVID-19, con tecnología de rastreo, incluidas apps en los teléfonos móviles, y test dirigidos.

A las jugadoras participantes esta semana en el Lakewood Country Club les será tomada la temperatura como medida de prevención por el nuevo coronavirus.

Además, deben rellenar cuestionarios sobre posibles síntomas de la enfermedad; en caso de detectarse alguno, serán sometidas al test preceptivo y si fuera necesario se tomarían medidas de aislamiento para evitar contagios.


Entre las 150 golfistas inscritas destaca la presencia de Sung Hyun Park, número 3 del mundo; Young-Kim Sei (6) y Jeong- eun Lee (10).

Las fechas originales del Korean LPGA Championship eran del 30 de abril al 3 de mayo.

En Corea del Sur también se ha reactivado la Liga profesional de béisbol, seguida de la de fútbol.

FOTO: CAPTURA @jlee5