La ex nº1, que ahora regresa para un documental, ya paró durante 2 años para tener a Jada y retornó para arrasar.

Sorpresa, sorpresa… Kim Clijsters acaba de anunciar vía redes sociales que en 2020 regresará al tenis profesional, con 36 años, como madre de 3 niños y tras estar alejada de las pistas desde 2012 salvo para ejercer de comentarista o recordar viejos tiempos en partidos de Leyendas: la vuelta de la exnúmero 1 mundial formará parte de un documental a cargo de la productora De Mensen, que comenzó con la grabación hace unos meses, cuando la carismática deportista belga empezó a entrenar para poder dar la talla a partir de enero próximo.

Después de irrumpir en el circuito en 1997 y alcanzar la cima en 2003, Kim se retiró por primera vez con 23 años para casarse y dar a luz a su hija Jada; estuvo dos años parada, entre 2007 y 2009, y retornó a lo grande, ganando 3 de sus 4 torneos del Grand Slam siendo ya mamá (US Open 2009 y 2010 y Open Australia 2011); además, consiguió colocarse nuevamente al frente del ránking WTA, siendo la primera tenista madre en lograrlo.

Recuperó su trono, siendo la primera jugadora madre en lograrlo, y ganó 3 de sus 4 torneos del Grand Slam.

En 2012, con 29 años, comunicó la que estaba llamada a ser su retirada definitiva. Desde esa fecha se ha volcado con su marido Brian Lynch y sus hijos Jada, que actualmente tiene 11 años; Jack (5) y Blake (2). El pequeño irá a la guardería y Jada, que de chiquita salió en más de una foto de campeona de Kim, está encantada con este segundo ‘comeback’ de Clijsters: como ha revelado ésta, “cuando lo hablamos con ella me dijo ‘mamá, si te hace ilusión, ves y hazlo’”.

Kim cuenta, pues, con el OK de su círculo más íntimo. No quiere que los niños sufran con su ausencia, por lo que la WTA permitirá que participe en torneos selectos y esté acompañada por su familia cuando se tercie. “Hay ciertas rutinas en cuanto a colegio y hobbies que no quiero romper”, recalca la tenista, “necesito saber a ciencia cierta que en casa todo va bien”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Spend a magical weekend in @disneylandparis ! #memories #family #smallkids #bigkids

Una publicación compartida de Kim Clijsters (@clijsterskim) el

Paralelamente Clijsters ha retomado el contacto con su coach Carl Maes y su osteópata Sam Versleghers, para esa puesta a punto “que me permita medirme a las jóvenes jugadoras”, cuya fortaleza “he comprobado cuando he trabajado como analista”.

Kim asimismo ha explicado que para volver otra vez “me he inspirado en Serena (Williams), Viktoria (Azarenka) y Mandy Minella”, tres tenistas que han cogido nuevamente la raqueta después de ser madre rondando los treinta o rebasados los 30 años.

Su hija mayor la anima de cara al ‘comeback’ de 2020, “un desafío” inspirado en “Serena, Azarenka y Minella”.

Serena, que cumplirá los 38 el 26-S, tuvo a Alexis Olympia en septiembre de 2017; la bielorrusa Azarenka, de 30, a Leo en diciembre de 2016, y la luxemburguesa Mandy, de 33, a Emma Lina en octubre de 2017.

Clijsters no aspira a volver por sus fueros en cuanto a ránking, pero sí demostrar que ser madre por partida triple y tenista es compatible, incluso cuando has estado 7 años fuera. “Me gusta este desafío”, aplaudido e inspirador, ha asegurado en declaraciones a la WTA esta hija de futbolista y gimnasta que en su día libró auténticas batallas tenísticas contra su paisana Justine Henin y las hermanas Williams.

La cuenta atrás ya se ha iniciado.

Kim Clijsters, exnúmero 1 mundial del tenis femenino, junto a su marido Brian Lynch y dos de sus tres hijos. FOTO: CAPTURAS @Clijsterskim

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí