Histórico: Sarah Fuller, de 21 años y portera de fútbol así como ‘placekicker’ de fútbol americano, se convirtió este sábado en la primera mujer en participar en un partido de college de ‘football’ en el marco de las Power 5, las cinco conferencias principales de la NCAA (ACC, Big 12, Big Ten, Pac 12 y SEC).

Fuller dio la patada de salida de la segunda mitad para los Vanderbilt Commodores en el encuentro de la SEC (Southeastern Conference) ante los Missouri Tigers.

La polivalente deportista se unió al ‘roster’ de los Commodores debido a las bajas por contagios de la COVID-19: al no haber pateadores disponibles, el cuerpo técnico decidió recurrir a la guardameta del conjunto femenino de ‘soccer’.

Fuller nació en Wylie, Texas, y cursa el último año de la carrera de Medicina, Salud y Sociedad en la Universidad de Vanderbilt (Nashville, Tennessee).

En las tres primeras temporadas no tuvo protagonismo como cancerbera, pero en este 2020 se apoderó de la titularidad y contribuyó a la conquista del Campeonato de la Conferencia del Sureste.

Sarah estuvo 300 minutos sin ver batida su portería y acabó con un promedio de menos de un gol encajado por partido, logrando la octava mejor marca de la historia.

Frente a Missouri y como kicker se estrenó con un ‘squib kick’ o patada baja de 30 yardas (unos 27 m).

Sarah Fuller es la primera mujer en jugar en las Power 5, pero ha habido más presencia femenina en las divisiones menores NCAA: Liz Heaston (Willamette University/1997), Ashley Martin (Jacksonville State University¡/2001) y Katie Hnida (Lobos New Mexico/2003).

FOTO: CAPTURA @SEC