Como informa la Federación Francesa a través de la cuenta oficial de Twitter dedicada a los combinados bleus y bleues este martes se produjo una “histórica” cena conjunta de las selecciones masculina y femenina a la que también se sumaron los Sub-21.

Todos los jugadores y jugadoras se han concentrado en Clairefontaine, las convocadas por Corinne Diacre de cara al Mundial en casa que arrancará el 7 de junio en París.

En las imágenes compartidas en la citada red social se ve a Antoine Griezmann departiendo con la capitana Amandine Henry y la portero Solène Durand, a Paul Pogba charlando con un grupo de bleues y a Kylian Mbappé y Raphaël Varane, entre otros, en una distendida mesa mixta.

El respaldo de los internacionales de Didier Deschamps a la selección femenina en esa reunión sin precedentes no solo tiene un gran valor en términos de respeto y reconocimiento sino que además podría tener un posible efecto amuleto: los bleus, que ‘campeonaron’ en Rusia el pasado verano, ya se habían llevado la Copa del Mundo de 1998, afrontada como locales.

FOTO: @equipedefrance