Sandra Sánchez, de 38 años y que lleva desde enero de 2015 sin bajarse del podio en las competiciones internacionales afrontadas, colgándose 51 medallas en raya, y Damián Quintero, respectivamente la número 1 y el número 1 del ránking mundial de kata individual, figuran en la primera lista de karatekas fijos para los Juegos Olímpicos de Tokio-2020, que por ahora y pese a la pandemia del COVID-19 mantienen las fechas de celebración inicialmente previstas (24 de julio-9 agosto).

Publicada por la WKF (Federación Internacional), la lista incluye a 20 mujeres (5 en kata, 5 en kumite -55 kgs, 5 en kumite -61 kgs y 5 en kumite +61 kg) y 20 hombres; en la misma figuran los cuatro primeros clasificados en los rankings mundiales por género más 8 representantes japoneses.

Siempre a la espera de las decisiones que se tomen por la pandemia del nuevo coronavirus, en un principio la lista se completará con otros 40 karatekas, con varios representantes españoles con opciones de sumarse a Sandra y Damián.

La talaverana lleva tres años como número 1 en su especialidad y es campeona del mundo (2018) y cinco veces campeona de Europa (2015, 2016, 2017, 2018 y 2019).

De no mediar una causa mayor, en Tokio Sandra, ejemplar también en cuanto a solidaridad,  buscará una medalla olímpica para incluir en un palmarés de por sí impresionante.

FOTO: @sandrasankarate / WKF