El West Brom ilustra la gravedad de los contagios con un #QuédateEnCasa con pases.

Redacción thechampionsvoice.com

Sigue creciendo el número de contagios por el nuevo coronavirus, en parte por el egoísmo, la irresponsabilidad y la inconsciencia de la gente que se salta el confinamiento o la cuarentena sin tener en cuenta hasta qué punto contribuye a la propagación del COVID-19.

El #QuédateEnCasa no se decreta para fastidiar a nadie, sino para frenar el avance de la pandemia y para contribuir así salvar vidas: el distanciamiento social ayuda a frenar la curva del coronavirus y con ello a reducir los colapsosen hospitales y UCIs y a facilitar el trabajo de médicos y personal sanitario.

Como explica el profesor Hugh Montgomery, director del Instituto de Salud Humana del University College de Londres, en el caso de la gripe común una persona puede contagiar a otras 1,3/1,4 personas; cada una de éstas puede contagiar a con 1,3/1,3personas y cuando llegemos a 10 ‘capas’ habrá 13 o 14 personas infectadas.

Sin embargo, con el COVID-19 la cosa se agrava: una persona portadora contagia a otras 3 y cada una de ellas, a otras 3.

“Cuando llegamos a diez ‘capas’, habrá 59.000 personas afectadas”, alerta el científico británico, ilustrando de forma tan simple como contundente simple por qué no salir de casa es tan, tan importante en el caso de la actual pandemia.

El West Bromwich Albion, militante en la Championship League inglesa, ha compartido un video en su cuenta oficial de Twitter en el que se hace eco de las advertencias a través de las imágenes de un partido de fútbol:

Con la gripe común 1 persona puede infectar a otras 14, pero el COVID-19 es más fiero.

“No pases” el virus, pide el club de los West Midlands ejemplificando el daño que harían 10 pases de balón al compañero si estuviéramos hablando del coronavirus.


Sobre estas líneas puedes ver el vídeo con citadas explicaciones del profesor Montgomery.

Y aquí puedes ver otro vídeo que asimismo esclarece el daño que puede hacer una sola persona en el caso del COVID-19.

FOTO: PIXABAY