La ex médica de las Lionesses y del Chelsea de José Mourinho alerta de los riesgos.

Redacción thechampionsvoice.com

Eva Carneiro, ex médica de las Lionesses, del West Ham y durante 6 temporadas del Chelsea, ha reiterado que l@s futbolistas profesionales son presa fácil para la COVID-19 y ha insistido en que el protocolo de seguridad para la ‘operación retorno’ tiene que ser “riguroso y un esfuerzo de banda ancha”.

“Esto va más allá de un individuo, de un equipo, de un club, de un equipo, un entrenador o un jugador. Un solo caso de coronavirus lo dinamitará todo y, como hemos observado, pondrá en riesgo a muchos individuos”, ha destacado en declaraciones a BBC Radio 4.

“Hacen falta cambios” de higiene y de seguridad, ha agregado la doctora, de 46 años y nacida en Gibraltar.

Cree que l@s futbolistas son presa fácil para la COVID-19: carga física, viajes, hábitos.

Eva, que dejó el Chelsea en 2015 tras un incidente con el entonces entrenador ‘blue’ José Mourinho, lleva trabajando desde entonces en The Sports Medical Group de Londres como especialista en medicina deportiva y ejercicio físico.

“Los médicos de los clubes saben de control de infecciones, pero ahora estamos ante un coronavirus y solo estamos comenzando a aprender cómo lidiarlo todo”, agrega: “Es imprescindible hablar y negociar”.

La doctora ve al fútbol como caldo de cultivo para la propagación y pide máximo rigor.

“Es fundamental preparar e instruir no solo a los médicos sino a todo el staff no médico; esto nos afecta a todos y cada uno: hay que seguir los protocolos a rajatabla y establecer unos procedimientos lo suficientemente rigurosos como para encauzar la infección si se produce un posible caso”, señala.

Aparte, “hay que saber identificarlo y conocer las vías de comunicación”, recalcó en el Daily Mail.

Siempre según la doctora, la carga física de los entrenamientos, los viajes y desplazamientos y hábitos como por ejemplo el de compartir botellas de agua que otro compañero ha tirado al suelo hacen que el fútbol sea un caldo de cultivo para propagar el SARS-CoV-2.

La inmunodepresión, clave; “solo estamos aprendiendo a lidiar con este virus”, recalca.

– “Al futbolista se le enseña a ser regularmente inmunodeprimido”.
– “Esto ha quedado demostrado con análisis de sangre y por la frecuencia e incidencia de infecciones del tracto (respiratorio) superior y de otro tipo; es así como suelen actuar los virus”.
– “La actividad física del fútbol a nivel profesional, con tantos partidos y entrenamientos seguidos supone una carga para el organismo”.
– “En cuanto a los desplazamientos, el equipo debe entrar en un aeropuerto aunque viaje en avión o jet privado”, lo que conlleva riesgos.
– “Además, viajar implica posibles cambios de los patrones de descanso y una fatiga adicional”.
– “Y culturalmente puede resultar difícil convencer a jugadores y técnicos que no se abracen o den la mano por el peligro de contagio”.
– “En el fragor de los partidos hay quien escupe al césped o quien se limpia la nariz presionando con los dedos; también será complicado controlar eso” (en declaraciones al Telegraph).

La doctora Eva Carneiro, atendiendo al portero Thibaut Courtois durante la etapa de ambos en el Chelsea. FOTO: CAPTURA YOUTUBE