La sordera no ha impedido a la futbolista navarra disputar la Champions o actuar con España y con Euskadi.

Coincidiendo con el Día Internacional de las Personas con Discapacidad el Athletic Club rindió homenaje a su jugadora Eunate Arraiza por ser un ejemplo de superación: como recordó la entidad bilbaína, la futbolista navarra, de 28 años y Leona desde 2012, “sufre desde su nacimiento completa de su oído izquierdo”, lo que no le ha impedido llegar hasta lo más alto en su deporte, disputando la Champions y defendiendo los colores de las selecciones de España y de Euskadi.

Eunate, “que acaba de renovar contrato con el Athletic, no sabe cómo evolucionará su discapacidad auditiva y si llegará un día en el que pueda dejar de percibir los sonidos o sea incapaz de articular palabra”, explica el club en su web oficial, agregando que “como resalta la (propia) jugadora zurigorri, ‘somos personas normales y somos capaces de hacer absolutamente todo, quienes crean que no se equivocan’”.

Juega con un implante coclear y Álvaro, su padre y gran mentor, le recomendó que emulara al ‘ex’ del Barça.

De pequeña un ‘estilete’ por banda y más tarde una centrocampista de libro, ahora actúa en defensa, siendo siempre una más y una de las mejores sobre el campo; un implante coclear completado por un procesador de sonidos prolongado en un imán que lleva bajo el pelo le permite escuchar los ruidos de un partido de fútbol.

Atrás han quedado los audífonos, y también la petaca enganchada dentro del pantalón y el cable bajo la camiseta de su etapa en el Lagunak, antes de aterrizar en Bilbao, donde asiste a clases de lenguajes de signos dos veces por semana en Euskal Gorrak, la Federación Vasca de Personas Sordas; de niña tomaba clases de logopedia, siendo diferente, sí, pero, y eso la define, no minusválida.

Eunate llegó al fútbol con siete años y, arropada por su familia, del sector de la agricultura ganadera, ha ‘desterrado’ la palabra ‘imposible’ de todos los ámbitos de su vida. Nunca fue a un colegio especial, y nunca nadie le ha puesto trabas como jugadora. Es más, en todos sus equipos se han sentido y sienten orgullosos de esta deportista tímida y muy admirada por sus compañeras y excompañeras por la entrega con que realiza su titánico esfuerzo en el día a día.

Eunate Arraiza tiene una intuición futbolística privilegiada y como lateral ve venir las acciones como si de una atalaya se tratara.

Eunate, de 28 años, ejemplo de superación en cuyo vocabulario y en cuya vida no existe la palabra ‘imposible’.

Álvaro, su padre, su gran mentor y la persona que más la ha empujado hacia la normalidad pese a su discapacidad auditiva, reveló en 2017 en el Diario de Navarro el consejo clave que le dio cuando ella actuaba en posiciones más adelantadas: “Eunate, atiende. Tú, cuando veas venir el balón, haz como Xavi, que mira a un lado y a otro”.

Eunate aplicó la estrategia del ex capitán del Barça, ahora entrenador del Al Sadd qatarí y que dejó profunda huella con su forma de leer los partidos, y eso permitió sacar a relucir unas cualidades que sigue exhibiendo en la actualidad.

Aunque debido a las extraordinarias prestaciones de Eunate su sordera prácticamente pase desapercibida, la defensa del Athletic Club es la única de su condición en el fútbol femenino profesional español y posiblemente de Europa.

Como remarcaba también Álvaro Arraiza, “se puede ganar o perder, pero Eunate ha ganado el duro partido que es para muchos discapacitados la aceptación”.

 

FOTO: @EuArraiza14 / @AthleticClub