¿Por qué este vídeo va camino de los 2 millones de visualizaciones? ¿Por qué se ha viralizado ahora si en 2018, de cuando data, pasó bastante desapercibido?

Posiblemente porque en este 2020 tan convulso y marcado por la pandemia de la COVID-19 escenas como la protagonizada por dos niñas futbolistas, una de las cuales apenas levanta unos palmos del suelo, calan muy hondo.

Además, es un vídeo en que refleja esos valores inherentes al fútbol y al deporte femenino en plena lucha por su empoderamiento y aumento de visibilidad.

Es decir, es un vídeo que llega al corazón y que lanza un mensaje poderoso de empatía y deportividad.

Las imágenes son de un partidillo de mini fútbol, con equipos mixtos. Animada por los demás, la pequeña Ava trata de regatear y conducir el balón con éxito, pero acaba perdiéndolo ante la intervención expeditiva de otra chica, más crecida.

Ava se queda parada en el campo y se echa a llorar. Tras titubear unos segundos, la niña que le arrebató el esférico se acerca y la abraza para consolarla.

Un gesto precioso… sin embargo criticado por unos compañeros suyos sentados en la banda, como puede verse.

Sea como fuere, el vídeo está arrasando, también en clave de #futfem.

FOTO: CAPTURAS VÍDEO @Thund3rB0lt