Aljona Savchenko ya ha participado en 5 ediciones de los Juegos de invierno y sueña con poder defender su título olímpico de 2018 en la cita de Pekín-2022: a sus 36 años y madre de un bebé, la patinadora artística sobre hielo alemana de origen ucraniano está entrenado duro e incluso con un invento revolucionario de por medio para apuntalar su forma física.

En confinamiento por la pandemia de COVID-19, esta atleta incombustible ya compartió un vídeo en el que aparecía ejercitándose en su casa junto a su hija Amilia, nacida en septiembre pasado, y ahora ha publicado las imágenes de una sesión preparatoria con un arnés sujeto a una caña similar a las de pescar.

Coleccionista de medallas agradecida

Creación del técnico Michael Heintges, que patina junto a Savchenko en el Centro de Deportes de Hielo de Oberstdorf (Baviera), el artilugio está pensado para evitar posibles caídas en los saltos y para que estos puedan ejecutarse sin temor.

Aljona, casada desde 2016 con el artista Liam Cross, da las gracias a Heintges “por tu apoyo” a la hora de buscar nuevos desafíos, ahora como mamá deportista.


Aljona Savchenko compitió por su Ucrania natal hasta 2002 y desde entonces lo hace bajo bandera alemana.

Suma tres medallas olímpicas, incluida la citada de oro de Pieonchang-2018, y ha sido 6 veces campeona del mundo, 4 veces campeona de Europa y 5 veces ganadora del Grand Prix Final por parejas.

Sus grandes éxitos lo ha logrado junto a Bruno Massot y a Robin Szolkowy.

FOTO: CAPTURAS VÍDEO / @aljonasavchenko