“Se trata de hacer lo que te gusta”, recalca el dúo mixto de sincro en su aplaudido mensaje para “romper los estereotipos”.

Emma Garcia y Pau Ribes, integrantes del dúo mixto de natación artística que copó la quinta plaza de libre en el Mundial Gwangju, han hecho un llamamiento para “romper los estereotipos todavía existentes en pleno siglo XXI: no hay deportes de mujeres ni de hombres. Se trata de hacer lo que te gusta. Todos deberían poder practicar cualquier deporte que sea independientemente” de su género.

Lanzado a través del CSD, el mensaje de Emma, de 20 años, y Pau, de 23, está siendo muy aplaudido, por cuanto quieren “poner fin” desde una modalidad como la sincronizada “a las opiniones y los comentarios” según los cuales “hay deportes según el sexo” y que afectan al deporte en general.

En Corea del Sur, ahora escenario de las pruebas de natación en línea, ellos sumaron 86.3667 puntos en dúo mixto libre, después de su sexta plaza en dúo mixto técnico; con 83.7049 puntos quedaron a solo 5 de la medalla de bronce.

Cabe recordar que la natación sincronizada, rebautizada por la FINA como natación artística en 2017 en una decisión controvertida, es olímpica desde 1984 y que hasta hace poco estaba considerada como una disciplina exclusivamente femenina.

En el Campeonato del Mundo de Acuáticos de 2015 participaron por primera vez los hombres, que con anterioridad ya habían comenzado a actuar en competiciones de carácter nacional o regional.

Pau Ribes debutó representando a España en Kazan-2015, quedando quinto junto a Gemma Mengual en dúo mixto libre, con 86.800 puntos.

FOTO: CAPTURAS  @emmasincro