Lindsey Vonn y su flamante prometido, el crack NHL PK Subbans, protagonizaron una de las escenas más hilarantes de la final del US Open entre Rafa Nadal y Daniil Medvedev: la exesquiadora estadounidense quiso aplaudir un buen punto del tenista ruso, pero su novio la frenó, considerando que había que ir con el manacorí, ganador por 7-5, 6-3, 5-7, 4-6, 6-4. Tras la escena viral, Vonn, por cierto fan de Roger Federer, aseguró que “yo siempre he admirado a Nadal, solo quise animar al no favorito”. Pues eso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí