Un guacamayo llamado ‘Pelé’ la lió en el partidillo de entrenamiento de la selección femenina de fútbol de Brasil en Granja Comary (Teresópolis, RJ), posándose en la cabeza de la zaguera Bruna Benites cuando estaba disputándose la segunda parte.

El juego quedó interrumpido durante unos minutos, con las futbolistas desconcentradas y con Bruna tratando de mantener la calma. ‘Pelé’, visitante asiduo de la ciudad deportiva de la CBF y bautizado así por los empleados de las instalaciones federativas, solo alzó el vuelo después de que el preparador físico Fabinhole acercó un balón para captar su atención.

Del hombro a la cabeza, y Bruna “quieta”

Bruna Benites explicó después que “estábamos atacando, alcé la vista y vi como volaba hacia mí. Me giré, pensando que pasaría de largo, pero aterrizó en mi hombro y luego se subió a mi cabeza. Me mantuve quieta y tranquila, porque lo noté manso y porque Fabinho me dijo que me lo quitaría de encima”.

“(‘Pelé’) viene mucho por aquí, pero creo que es la primera vez que se posa en alguien, así que traerá buena suerte: ¡voy a jugar a la lotería!”, bromeó la jugadora y protagonista de un vídeo de la propia CBF, noticia a principios de mes por su implantar la igualdad de pago, ya viralizado.


La insólita escena impactó especialmente en la seleccionadora Pia Sundhage y su asistente Lilie Persson, al no estar acostumbradas ambas entrenadoras suecas a los guacamayos, pertenecientes a la familia de los loros y aves muy sociables.

FOTOS: CAPTURA @CBF_Futebol – Thaís Magalhaes