LeBron James es todo fiereza y compromiso en la cancha, un líder también en la lucha #BlackLivesMatter y seguramente el más poderosos deportista USA con el que Donald Trump se las ha tenido en Twitter.

Pero el cuatro veces ganador de la NBA e icono de Los Angeles Lakers muestra su lado más manso y tierno cuando su hija Zhuri está de por medio.

La pequeña, de 6 años, es la benjamina de la familia, que completan sus hermanos Bronny (16) y Bryce (13) y su madre Savannah, con la que LeBron (35) se casó en 2013. Y Zhuri también es toda una personalidad mediática, con cuenta de Instagram con casi 370.000 ‘followers’ y con un canal de cocina y actividades en YouTube en el que papá suele aparecer también.

Como le pasaba al añorado Kobe Bryant con su hija Gigi y como asimismo le pasa a Stephen Curry con Riley, LeBron está rendido a la niña de sus ojos y la incluye en sus ejercicios caseros de preparación para el arranque el próximo 22 de diciembre de la nueva temporada NBA.


Zhuri y James aparecen saltando a la comba en el salón, frente al árbol de Navidad: Savannah ha grabado y compartido la escena en redes sociales, donde las imágenes se han viralizado rápidamente por la extraordinaria conexión de LeBron y su hija… con la que él brinca en pantuflas.

Bronny y Bryce ya juegan a baloncesto y todo apunta a que Zhuri podría acabar haciendo lo mismo dentro de poco.

De momento, fitness entre risas junto a su padre, muy enorme.

FOTO: CAPTURAV @mrs_savannahrjames