La golfista campeona en 2019 se llevará unos 602.000 €, frente a los 437.000 que se embolsó Georgia Hall, ganadora 2018.

El R&A (The Royal and Ancient Club of St. Andrews), la entidad organizadora de los British Open de golf, ha anunciado que la dotación en premios para la edición femenina de 2019 aumenta en un 40% con respecto a 2018: de los 1,25 millones de libras esterlinas (1,12 millones de euros) del año pasado se pasa a los 4,5 millones de libras esterlinas (4,01 millones de euros) de ahora.

Y si la última ganadora, Georgia Hall, se embolsó 490.000 libras esterlinas (unos 437.000 euros), a la campeona del cuarto Major de la temporada en curso le aguardan 675.000 libras esterlinas (unos 602.000 euros); el torneo se jugará del 1 al 4 de agosto en el Woburn Club de Milton Keynes.

Se trata de un incremento importante, relacionado con la llegada de un nuevo patrocinador (AIG), y que convierte al British en el segundo ‘grande’ femenino mejor dotado por detrás del US Open, que destina un total de 5,5 millones de dólares (4,9 millones de euros) a premios.

Mientras, campeón del British masculino percibirá 1,72 millones € y la vencedora de Wimbledon, 2,61 millones €.

Sin embargo, las golfistas aún están a años luz de los golfistas: al campeón del British masculino, que por su parte se llevará a cabo del 18 al 21 de julio, obtendrá un botín de 1.935.000 de dólares (cerca de 1.726.000 de euros), más del doble de la ‘paga’ femenina.

Martin Slumbers, CEO del R&A, asegura que “pasará tiempo antes de que lleguemos a una paridad de premios” entre hombres y mujeres, “pero vamos dando pasos”.

Siguiendo con las comparaciones, pero dentro mismo del deporte femenino, cabe destacar que la ganadora de Wimbledon-2019 se llevará el equivalente a 2,61 millones de euros (lo mismo que el campeón) y que las jugadoras de USA campeonas del mundo de fútbol se han repartido 3,5 millones de euros de la dotación FIFA.

Cabe recordar que el pasado día 1 el legendario Club de Golf de Muirfield abrió sus puertas a las mujeres socio, poniendo así fin a 275 años de política de ‘solo hombres’. Como señala Slumbers, poco a poco se van rompiendo barreras.

FOTO: @AIGWBO