Deportistas como Paula Badosa, Mireia Belmonte o las jugadoras del Barça, por citar solo tres ejemplos, han tenido gestos solidarios con niños y niñas ingresados en un centro médico durante las fiestas navideñas y Reyes, y la conexión entre los pequeños pacientes y las cracks ha sido el denominador de todas las visitas, positivas para el proceso de recuperación o para que una medicación haga efecto.

Uno de los encuentros más especiales se produjo en el área de Oncología Infantil del Hospital Universitario La Paz de Madrid, donde de la mano de Iberdrola Silvia Arderius, Patricia García, Anaïr Lomba y Patricia Rodríguez Venegas repartieron cariño, cercanía, consejos para una jugada ganadora y obsequios personales en forma de camisetas y balones… aunque lo recibido a cambio de su tiempo y afecto les llegó al alma.


“Ver de cerca realidades tan duras, siempre me hace recapacitar, reconocer y agradecer: eso sí que es luchar”, aseguraba la Patricia, referente del rugby español y alma mater de los proyectos Rugby Libre y Rugby Values.


“Queríamos acercarnos a ellos y mostrarles los valores que lleva implícito el deporte y al final hemos acabado nosotras asombradas con los suyos. Hemos podido jugar, charlar, reír y aprender de ellos. Gracias de verdad por un rato mágico”, destacaba por su parte Silvia, flamante subcampeona del mundo de balonmano con las Guerreras.

También Anäir, ya retirada del fútbol en activo y carismática embajadora de LaLiga, y Patricia, campeona de boxeo en la categoría de -60 kgs., recibieron aún más que lo mucho que ofrecieron durante su estancia. (CAPTURAS @iberdrola)