No, la chica que aparece en el vídeo no es futbolista: pese a que por su habilidad con el balón bien podría dedicarse al ‘deporte rey’, que le apasiona, le tira más el taekwondo: Kübra Dagli, de 22 años y que siempre compite con hiyab, es campeona del mundo y de Europa de poomsae. Luchar por las medallas con el velo que cubre cabeza y pecho de las mujeres musulmanas a partir de la pubertad es lo más natural y normal para esta atleta turca ‘fichada’ por Red Bull; aunque blanco de críticas desde varios flancos, Kübra sigue fiel a sus principios.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Futbolu severim ama taekwondoyu daha çok 😍 #futbol #taekwondo #martialarts #redbull #redbullathlete #kick @redbulltr @redbull

Una publicación compartida de KÜBRA DAĞLI (@kubra.dagli) el

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí