Consternación en el mundo del ciclismo por el fallecimiento de la francesa Eva Mottet con solo 25 años, sin que su familia haya dado a conocer las circunstancias de su muerte.

La hija de Charly Mottet, por su parte ganador de tres etapas del Tour y tres veces vencedor del Critérium du Dauphiné (1987, 89, 92), quedó cuarta en la contrarreloj femenina del Campeonato de Europa júnior de 2012.

Un mes más tarde, en septiembre, acabó sexta en el Mundial júnior de Valkenburg (Países Bajos), refrendando en ese momento su condición de firme promesa.

Caída con consecuencias

Ya en la prueba en línea de dicho campeonato sufrió una aparatosa caída; en un principio, sus lesiones parecían superficiales, pero hubo complicaciones y Eva, que había llegado al ciclismo con 18 años procedente del atletismo, nunca recuperó su nivel.

Tristemente, tuvo que retirarse sin haber podido ‘explotar’ al más alto nivel.

La joven, muy querida por su carácter afable, siguió vinculada al deporte del pedal como masajista.

Mottet padre, que actualmente trabaja como oficial de la UCI (Unión Ciclista Internacional), fue corredor en activo entre 1983 y 1992; en su palmarés asimismo figuran dos cuartos puestos en el Tour (1987 y 1991) y un segundo puesto en el Giro (1990).

Eva, en una imagen junto a su padre, Charly Mottet. FOTO: CAPTURA TWITTER